Última actualización: Jueves, 14 de octubre de 2010

Chile: las mejores imágenes del rescate de los mineros

  • Reuters
    La Operación San Lorenzo, posiblemente el rescate más complejo de la historia, comenzó con algo más de tres horas de retraso. Con prácticamente el mundo entero pendiente, la tensión y la incertidumbre se podían cortar en el ambiente.
  • Alrededor de las 00.10, el primero de los mineros salió a la superficie. Florencio Ávalos, con una tranquilidad pasmosa, saludó a sus familiares, a los rescatistas y también se fundió en un abrazo con el presidente, Sebastián Piñera.
  • El país entero estalló de alegría. Se hacía realidad lo que parecía imposible, sacar a los 33 mineros que llevaban más de dos meses a 700 metros bajo tierra.
  • Pocos minutos después, el segundo en salir fue Mario Sepúlveda, que hizo honor a la fama de "showman" que se había forjado desde que el grupo fue contactado. Se lanzó a celebrar su liberación como ningún otro.
  • El presidente de Bolivia, Evo Morales, también estuvo presente en la mina San José, donde acudió para visitar al único minero no chileno, el boliviano Carlos Mamani.
  • La Operación San Lorenzo respondía a un principio bien sencillo: cavar un agujero e izar a los mineros por él. Sin embargo, los 700 metros de exigían un enorme despliegue tecnológico. Era algo nunca antes visto.
  • El campamento Esperanza se convirtió en el centro del mundo, por lo menos, el centro de la atención de los medios de todo el planeta. Todo el rescate fue televisado en directo. Internet hizo posible que el acontecimiento fuera visto desde cualquier rincón.
  • Según iban saliendo y tras los saludos de rigor, los mineros eran colocados en una camilla y trasladados a un hospital de campaña instalado en las cercanías de la mina.
  • Tras los primeros exámenes, los mineros fueron trasladados en un helicóptero hasta un hospital para permanecer en observación durante dos días.
  • Según avanzaba el rescate, cada vez aumentaba más el ritmo al que salían los mineros. Las autoridades empezaron a ponerse plazos más optimistas.
  • Las escenas de alegría no decaían. Habían pasado casi 70 días desde que los mineros habían caído atrapados.
  • Fueron casi 24 horas de emoción. Cada vez que salía uno de los mineros, el mundo volvía a asistir a una escena irrepetible.
  • A la fiesta también llegó a tiempo el atleta uruguayo Alcides Peralta.
  • También la imagen de los mineros que se arrodillaban en señal de oración fue recurrente.
  • Al caer la noche, la operación comenzaba a vislumbrar su final. El ritmo de salida era muy superior al previsto. Las expectativas más optimistas habían sido desbordadas. Lo que se pensaba que iba a durar más de dos días, para entonces ya se daba por seguro que terminaría en menos de 24 horas.
  • Luis Urzúa era el jefe y por eso también el último en abandonar la mina. Un deber, pero también un honor que se reservó el hombre cuyo liderazgo se considera hizo posible que sus compañeros sobrevivieran.
  • Con la salida del último minero, Chile entero era ya una auténtica fiesta. Y también el resto del mundo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.