China: la economía marca el congreso del Partido Comunista

Llegada al Congreso
Image caption El Partido Comunista celebra el 61 aniversario de la fundación de la República Popular de China.

El Partido Comunista de China comienza este viernes su congreso anual con los derechos humanos, las relaciones exteriores y la política monetaria como mayores desafíos.

Tan sólo una semana después de que se anunciara la concesión del Premio Nobel de la Paz al disidente Liu Xiaobo, recibido con enorme desagrado por el oficialismo, llega el congreso con el que se celebra el 61 aniversario de la fundación de la República Popular de China.

El plano económico ha sido anunciado como tema principal de la agenda, aunque ésta siempre está rodeada de secretismo.

La reunión, en la que se prevé el debate del plan económico quinquenal para el período 2011-2015, llega en medio de la presión internacional para que China modifique su política monetaria y permita la revaluación del yuan en función del mercado.

Lea también: EE.UU. prepara sanciones comerciales contra China

Image caption El primer ministro chino, Wen Jiabao, ha llamado a impulsar reformas políticas.

Las potencias occidentales acusan a Pekín de mantener artificialmente baja la cotización de su moneda para facilitar sus exportaciones.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín Michael Bristow, los gobernantes chinos también son conscientes de la necesidad de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos más pobres.

¿Reformas democráticas?

Eso permitiría el impulso de la demanda interna y que la actual segunda economía del mundo dejara de depender tanto de las exportaciones.

Mientras tanto, el Nobel para Liu ha multiplicado los llamamientos desde la comunidad internacional para que China emprenda reformas democráticas.

Lea también: Nobel de la Paz, el premio de la polémica

Incluso el propio primer ministro, Wen Jiabao, ha llamado en repetidas ocasiones a que se impulsen reformas políticas.

En una entrevista con el canal de noticias CNN, Wen llegó a decir que luchará por la reforma política "pese al fuerte viento y la dura tormenta".

"El pueblo desea y necesita la democracia y las libertades llegarán de forma irresistible", dijo Wen.

Los críticos ven en las declaraciones meros gestos destinados a aplacar las críticas por las faltas de libertades en el país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.