¿Por qué sigue la violencia en Chechenia?

Chechenia
Image caption Tras el ataque al Parlamento, la presencia militar en Grozny se ha intensificado.

Eran las 08:45 hora local (04:45 GMT) de la mañana del martes cuando hombres armados atacaron el edificio del Parlamento en Grozny, la capital de la república rusa de Chechenia, en la región del Cáucaso Norte.

Se sabe que al menos un atacante suicida detonó sus explosivos y otro murió tras un intercambio de disparos que -se calcula- duró unos 20 minutos.

El saldo del enfrentamiento fue de al menos siete muertos y varios heridos.

Según las autoridades locales, todos los atacantes murieron así como tres guardias y un civil.

Pero el incidente ha despertado la preocupación rusa sobre esta volátil e inquieta república del Cáucaso.

Lea también: Chechenia, ¿problema resuelto?

Chechenia es una república rusa rica en petróleo, pero su economía y su infraestructura quedaron reducidas a ruinas por los años de guerra entre los separatistas y las fuerzas de Moscú.

Rusia ha invertido en los últimos tiempos millones en la reconstrucción del país, y en Grozny hay fuertes controles de seguridad.

Pero a pesar de que Moscú se había declarado victorioso en su prolongada batalla contra los separatistas chechenos, ahora son militantes radicales islámicos los que atacan casi a diario, demostrando que el problema está lejos de ser resuelto.

BBC Mundo le explica los más recientes cambios en este conflicto. Haga clic en los títulos de abajo.

Reanudación de la violencia :: Movimiento islámico :: El papel de Moscú

Reanudación de la violencia

En 2009, Rusia declaró el fin de lo que definió como "operaciones antiterroristas" en Chechenia y su "victoria" sobre los separatistas. "No hubo ni un sólo atentado terrorista en 2008", afirmó el presidente checheno Ramzan Kadyrov, el hombre fuerte del Kremlin en la república del Cáucaso.

Según Kadyrov, sólo quedaban entre 50 y 80 combatientes rebeldes en las montañas.

Sin embargo, los eventos en 2010 demuestran que la paz chechena está amenazada.

Según Olexiy Solohubenko, editor del Servicio Mundial de la BBC para América y Europa, el problema en Chechenia no se ha solucionado y lo que comenzó como un movimiento independentista que buscaba liberarse del dominio ruso se ha radicalizado a un movimiento islámico. Después de dos guerras y 15 años de un conflicto sangriento con Rusia, 2010 ha estado plagado de atentados.

En marzo de este año, un hombre que se identificó como el líder rebelde checheno Doku Umarov aseguró en un video que ordenó el doble ataque contra estaciones de metro en Moscú, que dejó 39 muertos y más de 70 heridos.

Luego se conoció que los atentados fueron perpetrados por dos mujeres chechenas suicidas, modalidad que también ha ido en aumento.

A fines de agosto, 19 personas murieron en un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad de Chechenia y presuntos insurgentes. Días antes, al menos nueve personas fallecieron en un incidente similar.

La violencia se ha extendido a los territorios vecinos de Dagestán, Osetia del Norte e Ingusetia, pero los disturbios en la propia Chechenia siguen siendo considerables.

En todo el Cáucaso Norte está presente una insurgencia encabezada por rebeldes islámicos.

Volver arriba ^^

Movimiento islámico

Image caption El atentado en el parlamento dejó un saldo de seis muertos y varios heridos.

En el atentado de este martes, uno de los atacantes grito "Allahu Akbar" (en árabe significa "Dios es grande") antes de abrir fuego contra los guardias del Parlamento.

El elemento religioso en Chechenia está creciendo en una población mayoritariamente musulmana.

"Lo que comenzó siendo un movimiento independentista se ha visto convertido en grupos dispersos de militantes radicales islámicos", explica Solohubenko.

"Cada vez se habla más de la imposición de la ley islámica o sharia y de la creación de un emirato de Chechenia", añade el editor de la BBC.

"Se trata de una nueva generación de luchadores, en su mayoría jóvenes musulmanes radicalizados que llevan una vida normal en los pueblos, pero que cuyos líderes se han refugiado en las montañas".

El movimiento se está propagando a otras repúblicas de Asia Central y, aunque no se conoce con profundidad su capacidad de ataque, queda claro que logran llegar hasta el corazón de Grozny, una de las ciudades más patrulladas de la región.

Según el reportero de la BBC en el área, Tom Esslemont, aún se desconoce cómo un pequeño grupo de hombres armados logró penetrar en la sede legislativa.

Volver arriba ^^

El papel de Moscú

¿Pero cómo Moscú no ha logrado solucionar este problema?

A pesar de sus esporádicos bombardeos a la región y de la fuerte presencia militar, Chechenia y las repúblicas vecinas siguen siendo un lugar peligroso para la política exterior de Rusia.

"Moscú se niega a concederle la independencia a Chechenia y no ha logrado contener el avance de los separatistas o militantes islámicos", explica Solohubenko.

Se trata, claramente, de un problema aún no resuelto. "Rusia no puede permitir una independencia dentro de sus propias fronteras porque sentaría un precedente para el resto de las repúblicas rusas, pero su enfoque de reprimir a los militantes parece no estar funcionando, completa el editor de la BBC.

Volver arriba ^^

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.