La presencia israelí en territorios palestinos es "irreversible"

Asentamientos israelíes
Image caption La cuestión de los asentamientos es clave en el conflicto palestino-israelí.

La construcción continua de asentamientos judíos en territorio palestino ha hecho la presencia de Israel irreversible en territorios palestinos, según afirma un relator de derechos humanos de Naciones Unidas.

Richard Falk afirma que el proceso de paz que tiene como objetivo construir un estado palestino soberano e independiente parece estar basado en una ilusión.

Falk asevera que Naciones Unidas, Estados Unidos e Israel han fracasado a la hora de respetar los derechos de los palestinos.

Las autoridades israelíes alegan que el informe de Falk es sesgado y está al servicio de una agenda política particular.

Casi medio millón de judíos viven en más de cien asentamientos construidos desde la ocupación de Israel de Cisjordania y Jerusalén Oriental en 1967.

La construcción de estos asentamientos es ilegal según la ley internacional, algo que Israel disputa.

Anexo de hecho

En un informe realizado para la Asamblea General de Naciones Unidas, Falk sostiene que las construcciones en Cisjordania y Jerusalén Oriental se han hecho tan extensas que resultan, en realidad, el anexo de hecho de los territorios palestinos.

El supuesto que se encontraba inicialmente tras la resolución de Naciones Unidas afirmaba que la ocupación israelí del territorio palestino en 1967 era reversible y temporal.

Este supuesto constituye la base para el actual proceso de paz, cuyo objetivo es crear un Estado independiente de Palestina que coexista junto al actual estado de Israel.

Pero la base de este proceso de paz parece ser una ilusión, afirma Falk.

Israel, por su parte, reitera que el informe es totalmente sesgado y que está al servicio de un programa político. Y critica a su autor por no mencionar lo que definió como ataques terroristas palestinos.

Desalojo de palestinos

Image caption Para Falk los asentamientos se han extendido tanto que resultan en una anexión de hecho de los territorios palestinos.

Falk, por su parte, declaró a los periodistas que su labor era informar de la ocupación israelí y no de los por menores y las cosas buenas y malas del conflicto palestino-israelí.

Además, el relator de Naciones Unidas afirmó que sus conclusiones se basan no sólo en la expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania sino en el desalojo de los palestinos de Jerusalén Oriental y la demolición de sus casas.

El rechazo por parte de Israel de extender la moratoria de diez meses del congelamiento de los asentamientos en Cisjordania ha atascado las negociaciones de paz auspiciadas recientemente por Estados Unidos.

Lea también: Diálogo palestino-israelí de nuevo en el limbo

Washington quiere que vuelvan a retomarse.

Pero el informe de Falk indica que tanto el gobierno estadounidense como el israelí y Naciones Unidas fracasaron a la hora de defender los derechos de los palestinos.

Falk pidió asimismo a Naciones Unidas que apoye las iniciativas de la sociedad civil tales como las campañas para sancionar o boicotear a Israel por sus supuestas violaciones de las leyes internacionales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.