Jane Austen, ¿una impostora?

Jane Austen
Image caption Austen era muy buena escribiendo diálogos

Una nueva investigación revela que el elegante estilo de Jane Austen, la famosa escritora inglesa del siglo XIX, pudo haber sido producto del trabajo de su editor, William Gifford.

La profesora Kathryn Sutherland, de la Universidad de Oxford, llegó a esa conclusión después de analizar 1.100 manuscritos que nunca llegaron a publicarse y que forman parte de un proyecto de tres años realizado conjuntamente por la Biblioteca Británica, la Bodleian de Oxford y la Universidad King's College de Londres.

Sutherland afirma que los documentos que estudió tenían borrones, tachaduras e incluso incorrecciones gramaticales. "La refinada puntuación y la prosa breve, precisa y aguda que se ve en 'Emma' y 'Persuasión', no aparece en los manuscritos".

Según la profesora de la Facultad de Literatura e Idioma Inglés, sus hallazgos refutan la idea de que Austen era una estilista impecable porque indican que alguien más estuvo involucrado en la escritura de sus historias. Ella cree que esa persona fue Gifford, quien trabajaba para la editorial de John Murray II, que comercializó los libros de Austen.

Hallazgos positivos

El análisis, realizado en el marco de un proyecto que busca crear un archivo en internet de los manuscritos de la autora, también revela que "era una escritora innovadora, ya que le gustaba experimentar y probar cosas nuevas constantemente".

Sutherland explica que el material estudiado también pone de manifiesto que las novelas publicadas no muestran lo buena que era escribiendo diálogos y conversaciones.

Austen, quien nació en 1775 y murió en 1817, escribió seis libros, dos de los cuales fueron publicados póstumamente.

Algunas de sus obras, como 'Orgullo y Prejuicio' y 'Sensatez y Sentimiento', han sido traducidos a diferentes idiomas e incluso llevados al cine.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.