Calderón: "EE.UU. tiene responsabilidad" en la violencia del narcotráfico

El presidente de México, Felipe Calderón
Image caption Calderón cree que durante años el narcotráfico en su país no ha sido enfrentado de la manera adecuada.

El presidente de México, Felipe Calderón, aseguró en entrevista con la BBC que el problema del crimen organizado y de la narcoviolencia seguirá presente en su país mientras Estados Unidos siga siendo el mayor consumidor de drogas del mundo y el gobierno de Washington no incremente su esfuerzos para limitar el tráfico de armas transfronterizo.

"Vivimos al lado del principal consumidor de drogas del mundo y todos quieren vendérselas (…) Al mismo tiempo los estadounidenses eliminaron la prohibición sobre las armas de asalto en 2004 y eso dio a los criminales el mayor número de armas en la historia de México", afirmó el mandatario en conversación con el periodista Stephen Sackur.

"(EE.UU.) tiene una clara responsabilidad en todo esto. No les culpo de todo, pero por supuesto que tienen una responsabilidad clara porque cuentan con el mercado para los traficantes de drogas y los criminales. Les están proporcionando armas y tienen que hacer mucho más en cuanto a la reducción del consumo de drogas y para frenar el flujo de armas hacia México", señaló Calderón.

Preguntado sobre si cree que la batalla contra el narcotráfico emprendida por su gobierno está siendo efectiva, Calderón reiteró su compromiso en derrotar a los criminales, aunque reconoció que no se trata de una tarea sencilla o rápida.

"Ha sido muy doloroso para todos, pero la cuestión es que tenemos un problema que nunca antes ha sido enfrentado en la manera adecuada y ha ido creciendo con los años, incluso décadas", dijo el mandatario.

"No va a ser fácil, no va a ser rápido. Incluso va a ser doloroso. Pero nos impondremos y derrotaremos a los criminales", aseveró el presidente mexicano.

Lea: Los sicarios entrenados en Estados Unidos

"Batalla entre carteles"

Image caption Según Calderón, parte de la violencia que se vive en México se debe a la lucha entre los propios carteles.

Según Calderón, parte de la violencia que se vive en México en estos momentos se debe "a una batalla que se libra principalmente entre los carteles, que luchan entre ellos".

"Los carteles más débiles están actuando con violencia extrema, con desesperación podría decir. Pero tenemos que imponernos".

Cuestionado sobre cuánto más sufrimiento puede seguir soportando los habitantes de México, un país donde el pasado año murieron más de 7.000 personas a causa de la violencia del narcotráfico, Calderón se mostró tajante: "La alternativa sería dimitir y dar a los criminales el control del país, y nunca haré eso", aseveró.

Lea: Ciudad Juárez: la población civil es la víctima

Según el mandatario, hechos como el asesinato el pasado fin de semana de 14 jóvenes en una fiesta en Ciudad Juárez "sólo refuerzan" su determinación "para luchar y derrotar a esos criminales".

"La cuestión es que esa gente ha perdido la razón. Están locos y están utilizando medios muy violentos para conseguir sus objetivos y por supuesto, el Estado, el gobierno, debe actuar con toda su fuerza contra ellos y eso es precisamente lo que estamos haciendo".

"Sentimiento antimexicano"

Otro de los asuntos de los que habló Calderón en su entrevista con el programa de la BBC "HARDTalk" (Diálogo duro) fue el incremento de la retórica anti inmigrante en EE.UU., especialmente en los sectores más conservadores del Partido Republicano.

Image caption Calderón aseguró que le preocupa la percepción que se tiene de los inmigrantes en EE.UU.

"Percibimos un sentimiento antimexicano o antiinmigrante en EE.UU. y eso me preocupa", señaló Calderón.

"La migración en nuestro caso es producto de la realidad (...) Porque la integración de nuestras economías es un fenómeno natural. Es prácticamente un caso de manual. Existe una economía grande, abundante en capital, como la estadounidense y existe una economía pequeña, abundante en mano de obra, que es México", explicó el mandatario.

"Somos vecinos, compartimos 3.000 kilómetros de frontera y es imposible detener por decreto las migraciones, así que lo que necesitamos es crear más trabajo y más oportunidades en México para los mexicanos y eso es lo que estamos haciendo".

Según el mandatario, los políticos estadounidenses han endurecido su discurso sobre inmigración ante la cercanía de las próximas elecciones legislativas.

Lea: EE.UU.: nuevo proyecto de reforma migratoria, ¿pura fachada?

"Si la inmigración es un tema importante en esos comicios es comprensible que las autoridades traten de ser duros para ganar los votos del lado radical, del Tea Party y toda esa gente".

Calderón también aseguró que la manera en la que el gobierno de Washington está tratando la cuestión migratoria puede suponer un problema para las relaciones entre los dos países.

"No creo que sea peligrosos sólo para nuestras futuras relaciones (...) también es peligroso para la gente que está trabajando duro a favor de las familias estadounidenses, de la sociedad estadounidense. No se puede entender el progreso de EE.UU. en el último siglo sin los trabajadores mexicanos", concluyó el presidente mexicano.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.