Colombia sufre el peor invierno en años

Deslave que se produjo en septiembre en Giraldo, en la provincia de Antioquia.
Image caption Unas 280.000 familias han sufrido daños en viviendas y enseres por la acción de lluvias, deslaves y fuertes vientos.

La peor temporada invernal de los últimos años en Colombia ha afectado a 986.000 personas, informó este martes el Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana.

A su vez, el sistema nacional de emergencias le informó a BBC Mundo que el último reporte de damnificados en el año se acercaba a 950.000.

Según la Cruz Roja, 97 personas han muerto, 16 más se encuentran desaparecidas y 167 han resultado heridas.

Carlos Iván Márquez, el director del Socorro Nacional, reveló que unas 280.000 familias han perdido sus enseres o han visto averiadas sus viviendas por la acción de las lluvias, las inundaciones, los deslaves o los fuertes vientos.

De acuerdo con la Cruz Roja Colombiana, la ola invernal ha destruido 1.021 viviendas y ha producido daños en otras 156.000. Además, ha inundado miles de hectáreas y muchas carreteras tienen el paso restringido o bloqueado.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura reportó que unas 90.000 hectáreas de cultivos están inundadas, especialmente en la región de la Costa Caribe, una de las más golpeadas por el invierno.

Lea: 30 sepultados por un deslave

Gastos millonarios

Las cifras se conocen cuando está a punto de terminar octubre, que según el Instituto de Estudios Ambientales, Ideam, es uno de los meses más lluviosos del año en este país andino.

Y como Colombia es uno de los países afectados por el fenómeno de La Niña, que hace prever lluvias hasta comienzos de 2011, se da por descontado que el número de damnificados superará el millón que hubo entre 2007 y 2008.

Lea: Colombia activó la alerta ante la previsión de un duro invierno

El Ideam ha declarado la alerta roja en el Cauca, uno de los 32 departamentos del país, ubicado en el suroeste, ante el peligro de crecidas de los ríos.

En otros seis departamentos de la región andina y la costa Caribe las autoridades ambientales han declarado alertas naranja y amarilla ante el peligro de deslaves y vientos fuertes.

A raíz de la gravedad de la situación, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que su gobierno destinará US$90 millones en los próximos dos meses para atender la emergencia.

Santos también les pidió a los mandatarios regionales que "activen los planes locales de emergencia y contingencia, y al sector privado para que apoye con solidaridad a las comunidades afectadas".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.