Última actualización: Viernes, 29 de octubre de 2010

Elecciones en EE.UU.: Esposas Desesperadas... por Obama

Amas de casa desesperadas

Las amas de casa de la TV también tuvieron sus problemas económicos.

En vísperas de las elecciones de mitad de período en Estados Unidos, Rajini Vaidyanathan, de la BBC, conversa con los equivalentes en la vida real de algunos de los personajes de los programas más populares de la televisión para conocer sus opiniones.

En esta ocasión, habla con las verdaderas amas de casa de Wisteria Lane, retratadas en la serie "Desperate Housewives", traducida como "Esposas desesperadas" o "Amas de casa desesperadas".


Unas vallas blancas rodean jardines bien cuidados, amplias calzadas que conducen a garajes y, por supuesto, casas grandes, grandísimas.

Bienvenidos a Wisteria Lane, en Bloomington, Illinois.

Al igual que en su versión en la ficción, la gran mayoría de los residentes aquí son familias con niños.

"La gente siempre me mira cuando tengo que decir mi dirección. Me preguntan si soy una ama de casa desesperada", bromea Tammi Carroll, una de las residentes de la verdadera Wisteria Lane.

Tammi y sus vecinos definitivamente no viven las aventuras de Bree, Lynette, Susan y Gabrielle. Tienen otras cosas en mente, como pagar la universidad de sus hijos y llegar airosos a fin de mes.

Se supone que estamos en una de las partes más lujosas de la ciudad, pero esto no es Hollywood y Wisteria Lane no ha sido inmune a la recesión económica.

Apretando el cinturón

Mientras compartimos galletas hechas en casa y café recién preparado, Diana Koenig -44 años, ama de casa con dos niños- nos explica cómo tuvieron que cerrar hace dos años la gasolinera familiar y el almacén que tenían, después de que los precios del gas se volvieran inalcanzables.

Uzo Nnamani, Harman Janet, Poulard Kathy, Carroll Tammi y Diana Koenig

Mujeres como éstas son clave para el futuro de Obama.

"Nadie nos rescató cuando rescataron a los bancos", dice enfáticamente.

Las cuestiones de política pública no abundaban en la Wisteria Lane ficticia, salvo cuando Gabrielle Solís, interpretada por Eva Longoria Parker, se casó con el alcalde de la ciudad.

Pero así como en el resto de Estados Unidos, la economía es la preocupación número uno en esta mesa de una cocina de la vida real. Aquí todo el mundo se está apretando el cinturón.

Para Tammi esto se traduce en comprar productos de marcas más baratas en el supermercado.

Voto decisivo

En la ficticia Wisteria Lane también se ha sentido el efecto. En un capítulo, Susan se ve obligada a conseguir un trabajo a tiempo parcial para pagar la matrícula de su hijo.

Los honorarios de la universidad también son un gran problema para Tammi y Uzo Nnamani, de 55 años, que vino a vivir a Estados Unidos desde Nigeria hace 30 años. Ambas mujeres tienen niños que van a la universidad. "Los honorarios están por las nubes", explica Uzo.

Diana, Tammi y Uzo votaron por Barack Obama en 2008. Forman parte de una tendencia de votantes mujeres que optaron por el candidato demócrata por sobre su rival republicano John McCain en un número mucho mayor que el electorado masculino.

Si tuviera que votar hoy por presidente, votaría a Obama

Diana Koenig

Mientras que el 56% de las mujeres votaron por Obama, los hombres estuvieron más divididos. Sólo el 49% de los hombres lo votaron, de acuerdo con una encuesta a boca de urna de 2008.

"Supongo que hace lo que puede, teniendo en cuenta la situación", dice Diana, que trasladó su lealtad republicana a los demócratas en 2008.

Diana cree que Barack Obama ha hecho un trabajo "mediocre" hasta ahora, pero todavía tiene fe en él.

"Sé que las elecciones de mitad de período no se tratan del presidente. Si tuviera que votar hoy por presidente, votaría a Obama", añade.

Pero sin Barack Obama en la papeleta, no está segura de quedarse con los demócratas en las elecciones de mitad de período en las que se elegirán senadores, diputados y gobernadores.

"Yo no soy el tipo de votante que piensa, 'Oh, soy republicana. Tengo que votar por los republicanos'".

Mujeres votan más

De hecho, tanto Diana y Tammi comparten el mismo sentimiento, y no están solas. Una reciente encuesta de Associated Press/Gfk sugiere que las mujeres que tienen más probabilidades de votar el 2 de noviembre se están inclinando hacia los demócratas.

Entre los votantes registrados, las mujeres prefirieron a demócratas sobre los republicanos por un margen de 12 puntos, pero entre las que probablemente acudan a votar el margen se achica a sólo cinco puntos porcentuales.

Históricamente, no sólo las mujeres son más proclives a votar a los demócratas, sino que también son más propensas a acudir a votar.

"Hay dos maneras en que las mujeres pueden cambiar su forma de votar en estas elecciones", explica Robert Bradley, profesor de la Universidad Estatal de Illinois.

"Una de ellas sería pasarse de Obama a los candidatos republicanos, porque Obama no está en la boleta. La segunda posibilidad es que se queden en la casa y no acudan a votar porque están insatisfechas con la forma en que se ha manejado la campaña", agrega el profesor.

Barack Obama

Obama apela a su encanto para atraer al electorado femenino.

Barack Obama podrá no estar en la papeleta, pero el resultado de estas elecciones de mitad de período afectará cuán fácil será para él gobernar.

Su partido, el Demócrata, controla la Cámara de Representantes y el Senado, pero si los republicanos ganan el control de alguno de esos dos organismos, se le hará mucho más difícil lograr la aprobación de leyes.

Es por eso que el presidente está haciendo todo lo posible para atraer el voto femenino. Entabla charlas informales con las posibles votantes y espera que su atractivo personal pueda prevalecer sobre los candidatos locales.

Pero en la cocina, Tammi no está segura de que eso sea suficiente para mantener su voto demócrata.

Si su indecisión se multiplica en todo Estados Unidos podría ser una mala noticia para los demócratas, y, finalmente, para Barack Obama.

Mujeres como ella podrían hacer que incluso la Wisteria Lane ficticia, con sus historias de infidelidad, celos y asesinatos, resulte menos dramática que el resultado del 2 de noviembre.

clic Vea más informes especiales sobre las elecciones de mitad de período en EE.UU.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.