Última actualización: Miércoles, 17 de noviembre de 2010

Los revolucionarios mexicanos, "los Bin Laden" del siglo XX

  • "INGOBERNABLES"

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    "Primitivos, sucios, violentos… ingobernables". Así veía Estados Unidos a los mexicanos revolucionarios de hace 100 años, según los organizadores de la muestra "La Revolución Mexicana en el espejo de la caricatura estadounidense". Recorra en esta galería de BBC Mundo algunas de las viñetas que construyeron la imagen de México en suelo estadounidense y explore cuál fue el papel de Washington en un levantamiento que ocurrió hace 100 años.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: "In Romantic Mexico", 1928. Jay Tipton

  • EL CAPITAL ESTADOUNIDENSE

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    El gobierno de Washington y las grandes fortunas de EE.UU. en México jugaron un papel fundamental en la Revolución, le cuenta a BBC Mundo Juan Manuel Aurrecoechea, curador de la exposición, que estará en el Museo de Arte Carrillo Gil, de Ciudad de México, hasta marzo de 2011. En 1900, la mitad de las inversiones estadounidenses en el mundo estaban en México: dinastías de magnates como los Hearst, Guggenheim y Rockefeller tenían capitales allí, sobre todo en sectores como el del petróleo y los ferrocarriles. Y no fueron pocos los que temían por la estabilidad de sus negocios en un país que al otro lado de la frontera se veía como un volcán a punto de estallar.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: Mexico Volcano, Clifford Kennedy Berryman, The Washington Star, 1913

  • EE.UU., EL "CIVILIZADOR"

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    "La Revolución no se ve sólo como una amenaza a los intereses de EE.UU., sino a la civilización misma", explica Aurrecoechea. "Es un México bárbaro y sanguinario en el que las causas sociales y la lucha contra la injusticia no aparecen en la cobertura de los periódicos", añade. Es por eso que, como reflejan algunas de las 119 viñetas expuestas, muchas caricaturas presentaban a Washington como responsable de una "misión civilizadora" que devolviera el orden al país vecino.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: Uncle's Sam Reform School, Chicago Daily Tribune, 1916

  • PANCHO BIN LADEN

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    Uno de los personajes más asiduos en las caricaturas y las noticias estadounidenses de la época fue Francisco Villa. "Fascinó al imaginario norteamericano por su pasado bandolero, por ser un hombre de frontera que se hizo a sí mismo y levantó al ejército popular más importante de América Latina", explica el curador de la exposición. Pero tras su ataque en 1916 a Columbus (Nuevo México), Villa se convierte en el primer extranjero en atacar territorio de EE.UU. "Se esconde durante meses en una cueva y sus partidarios plantan tumbas para confundir a los estadounidenses sobre su paradero", dice Aurrecoechea. "Se convirtió en algo así como el Bin Laden de la época".

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: The Progress of the Mexican Revolution, Jay Norwood Darling, Des Moines Register and Dealer, 1914

  • DIPLOMACIA Y CABILDEO

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    A diferencia de otros lugares del mundo, Washington nunca encontró un político mexicano que se acomodara a sus intereses y a quien apoyar sin recelos, dicen los organizadores de esta exhibición. Algunos sectores apoyaron a Francisco Madero, al que veían como "un mal menor", otros a Victoriano Huerta o incluso algunas fracciones del villismo. Del otro lado, los revolucionarios buscaron el reconocimiento político de Washington, incluso enviando agentes y cabilderos que les ganaran simpatías en distintos sectores del país.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: The Magnanimous, The Columbus Monitor, 1915

  • EL TÍO SAM

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    Superando a Madero, Villa o Zapata, el personaje que más veces apareció en la prensa estadounidense del momento fue, según Juan Manuel Aurrecoechea, el célebre Tío Sam. Él fue el símbolo, pero fueron estadounidenses de carne y hueso quienes intervinieron en aquella Revolución. Como Henry Lane Wilson, embajador de EE.UU. en México bajo la presidencia de Madero. Él apoyó el golpe de Estado al presidente y los levantados pactaron con Huerta en la embajada estadounidense en México la constitución del nuevo gobierno.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: Mad Dog, Joseph Keppler Jr, Puck, 1913

  • LA "INVASIÓN" DE VERACRUZ

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    Estas caricaturas también jugaron un papel destacado en la justificación de la intervención diplomática, económica y militar estadounidense en la Revolución mexicana. En abril de 1914, tropas de EE.UU. toman el puerto de Veracruz, en una acción considerada como "invasión" por parte del gobierno de Huerta. En el norte de la frontera no faltaban los que consideraban que su país se estaba involucrando innecesariamente en un conflicto que ellos veían como algo ajeno.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: A big step in the right direction, Jay Norwood Darling, Des Monies Register and Dealer, 1915

  • EL APORTE MEXICANO

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    No todas las viñetas retrataban a un México violento y poco civilizado. También hubo una campaña de apoyo a la Revolución, sobre todo expresada en medios como Regeneración, el diario de los hermanos Flores Magón (anarquistas mexicanos residentes en EE.UU.). También algunas caricaturas publicadas por el Chicago Herald llamaban a la Revolución desde EE.UU. y atendían a las causas sociales del conflicto. A su vez, durante la Revolución muchos mexicanos abrieron las puertas a otros movimientos anarquistas latinoamericanos en EE.UU., fundando clubes en distintas ciudades y estableciendo contacto con movimientos socialistas locales.

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: What?… Again?, Clifford Kennedy Berryman, The Washington Star, 1919

  • ¿Y 100 AÑOS DESPUÉS?

    Caricatura sobre mexicanos revolucionarios

    100 años después de aquellas viñetas, "para muchos sectores, México sigue siendo exactamente igual que entonces: una amenaza", dice Juan Manuel Aurrecoechea. Aunque para otros, aclara, este país se tornó, con el paso del tiempo, en todo lo contrario: un espacio idílico alejado del consumismo, el individualismo y la contaminación de EE.UU.. "Las dos imágenes, la que idealiza a México y la que lo denigra, siguen a debate", explica. "Los mexicanos todavía estamos buscando cuál de las dos es la justa".

    Cortesía del Museo Carrillo Gil

    Viñeta: A shameful waste, Jay Norwood Darling, Des Monies Register and Dealer, 1914

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.