Última actualización: Viernes, 5 de noviembre de 2010

Los neandertales tenían más parejas sexuales que los humanos

Imagen simulada de un Neandertal

Neandertales: promiscuos y agresivos.

Los primeros humanos eran más competitivos y promiscuos que los humanos actuales, según un nuevo estudio.

Luego de analizar dedos de fósiles de neandertales, antecesores del hombre actual, un grupo de científicos determinó que éstos superaban al actual Homo Sapiens en el número de parejas sexuales.

Los investigadores estudiaron los huesos de los dedos fosilizados de los simios y homínidos extintos para aprender más acerca de su actividad hormonal.

El estudio, en el que participaron científicos de las universidades de Liverpool, Oxford y Southampton, de Reino Unido, y Calgary, de Canadá, fue publicado en el último número de la revista Proceedings of the Royal Society.

El grupo de investigadores, encabezado por Emma Nelson de la Universidad de Liverpool (Inglaterra), analizó los dedos fosilizados de cuatro especies de homínidos.

Dedos largos

Las proporciones de los dedos de los restos fósiles de los homínidos pueden ser utilizados como indicadores de los niveles que tenían de andrógenos prenatales, un grupo de hormonas que participan del desarrollo de las características masculinas, como la agresión y la promiscuidad.

Este método podría ser una nueva y emocionante forma de entender cómo ha evolucionado nuestro comportamiento social

Emma Nelson, investigadora

Los altos niveles de las hormonas aumentan la longitud del dedo anular en comparación con el dedo índice, lo que acorta la diferencia de esos dedos con el dedo mayor.

El equipo descubrió que la diferencia entre la longitud del dedo anular y la del índice en los neandertales y los primeros miembros de la especie humana eran más bajos que la mayoría de los seres humanos, lo que sugiere que fueron expuestos a altos niveles de andrógenos prenatales.

Emma Nelson señaló que estos datos pueden servir para estudiar el comportamiento social de los simios y homínidos extintos y compararlo con el de los humanos.

"Aunque precisamos analizar más fósiles para confirmar nuestros resultados, este método podría ser una nueva y emocionante forma de entender cómo ha evolucionado nuestro comportamiento social", agregó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.