El Papa critica el agresivo anticlericalismo en España

Benedicto XVI
Image caption Benedicto XVI rezó en la catedral de Santiago de Compostela.

El papa Benedicto XVI llegó este sábado a Santiago de Compostela en el marco de su visita de dos días a España donde criticó lo que denominó el "agresivo anticlericalismo" en ese país.

Hablando a los periodistas antes de una misa al aire libre en esa ciudad gallega, el pontífice indicó que el enfrentamiento entre la fe y la modernidad se vio por vez primera en los años 30 del siglo pasado y que ahora -según dijo- ocurre de nuevo.

Sus comentarios fueron una referencia a la época de la guerra civil española en la cual las fuerzas republicanas mataron a miles de sacerdotes y monjas y quemaron numerosas iglesias.

Lea: El Papa llega a la España menos católica de la historia

El jefe de la iglesia católica fue recibido en el aeropuerto de la ciudad por el príncipe Felipe y autoridades eclesiásticas locales.

El papa viajará este domingo a Barcelona donde consagrará el templo de la Sagrada Familia, todavía inconcluso desde que comenzaron los trabajos de construcción hace más de un siglo, gran parte de ellos bajo la tutela del célebre arquitecto catalán Antonio Gaudi.

Esta es la segunda visita papal a España, a la que regresará el año que viene para el Día Mundial de la Juventud, una señal de lo importante que considera el Vaticano el bienestar de su iglesia en ese país europeo.

Sólo 14,4% de los españoles asiste regularmente a misa y los cambios legales para permitir el divorcio, los matrimonios entre homosexuales y el aborto han causado preocupación en el seno de esa iglesia.

En todo caso 73% de los españoles aún se siguen considerando católicos.

Rezos

Benedicto XVI rezó ante los restos del apóstol Santiago ante cuya imagen afirmó que la iglesia "está al servicio de la verdad y de la libertad".

"Entre la verdad y la libertad hay una relación estrecha y necesaria. La búsqueda honesta de la verdad, la aspiración a ella, es la condición para una auténtica libertad", dijo.

"No se puede vivir una sin la otra. La iglesia, que desea servir con todas sus fuerzas a la persona humana y su dignidad, está al servicio de ambas, de la verdad y de la libertad", afirmó el pontífice.

Benedicto XVI fue acogido por miles de personas mientras se trasladaba del aeropuerto a la catedral de Santiago de Compostela. Allí rezó ante el Pórtico de la Gloria, por donde los peregrinos abandonan la catedral y representa la culminación del Camino de Santiago.

"Pocos"

Algunos dueños de tiendas de artículos religiosos de la ciudad se han sentido desilusionados por el bajo número de feligreses que han llegado a la ciudad gallega para la visita papal.

Image caption Una pareja gay se besa frente al papa móvil en un abreboca de lo que será una protesta similar en Barcelona.

"No hay mucha gente, estamos muy sorprendidos", dijo el encargado de uno de esos locales comerciales.

"La cosa está muy tranquila", dijo otra encargada a la TVE.

Incluso medios locales indicaban en sus informes que no hubo un lleno en las reservaciones de hoteles.

Lo que sí hubo fue un gran despliegue policial, el mayor en la historia de Galicia, con 6.000 efectivos en las calles.

En Barcelona activistas homosexuales convocaron a un beso masivo frente al templo de la Sagrada Familia cuando el papa llegue allí para consagrarlo este domingo.

Lea también: Gran beso homosexual frente al Papa

Luego de esta visita, el templo dará misas diarias por primera vez desde que comenzó su construcción en 1882. Se estima que los trabajos para la culminación de esta catedral catalana terminen en 2026.

Contenido relacionado