El Salvador: 16 muertos por incendio en penal

Policíia custodia Centro Intermedio de Ilobasco, El Salvador
Image caption La cárcel de Ilobasco recluye a reos de entre 18 y 25 años de edad.

Un incendio en un centro penal en el interior del país se cobró la vida de al menos 16 internos y dejó 22 heridos.

Un posible cortocircuito en un sector de la cárcel, donde dormían 42 reos miembros de la pandilla 18, originó un incendio que cobró la vida de al menos 16 jóvenes, confirmaron fuentes oficiales.

Hasta este momento, las autoridades no pueden determinar la causa del siniestro hasta que el Cuerpo de Bomberos concluya las investigaciones en el recinto.

La Directora de Centros Intermedios, Irma Mejía, informó que "(la causa) al parecer fue un cortocircuito, pero no descartamos que haya sido provocado. Por eso insisto que serán las investigaciones las que determinarán qué fue lo que sucedió".

Sin embargo, uno de los reos sobrevivientes de la tragedia describió a la prensa que "de repente se empezaron a quemar las cobijas y las colchonetas y empezó toda la raza a gritar para que nos vinieran a abrir".

Centro intermedio

El Centro Alternativo de Jóvenes Infractores (CAJI), ubicado 65 kilómetros al noreste de la capital, está ubicado en el municipio de Ilobasco, en el departamento de Cabañas.

Image caption Dolor entre los familiares.

El recinto es categorizado como un penal intermedio porque recluye a reos entre los 18 y 25 años de edad que infringieron la ley cuando eran menores.

El lugar alberga 93 reos y tiene capacidad para 200, según confirmó a BBC Mundo el director del lugar, Ernesto Campos.

En ese sentido, el funcionario descartó que el hacinamiento haya sido un problema en el lugar.

"A las 5 30 de la mañana empezó a salir humo y escuchamos golpes y gritos de los detenidos por lo que entramos a la zona para evacuar a todos los reos, incluso los quemados", relató Campos.

En tanto, el subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Ramírez, informó que "lo que hicimos fue enviar personal de las delegaciones cercanas para ayudar y reforzar la seguridad".

¿Reacción tardía?

Pero el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Óscar Luna, criticó la reacción de los custodios de la prisión.

Image caption Aún no se sabe el origen del incendio.

"Creo que la reacción no fue oportuna de quien pudo haber llegado a abrir los candados y sacar a la gente, ni tampoco fue oportuna la llegada de un cuerpo de bomberos", opinó Luna.

Asimismo, el subjefe policial advirtió que "no descartamos que pudiera haber algún tipo de responsabilidad de tipo penal para las personas encargadas de la seguridad, ya que lo procedente era auxiliar a las personas".

Uno de los reos lesionados aseguró a una televisora local que la reacción fue tardía.

"No nos quisieron poner atención. (Ellos) tenían el tiempo necesario para llegar rápido porque estábamos bien cerca de la guardia", afirmó el reo.

"El director del centro penal desde hace bastante viene con una rencilla con nosotros, que en vez de darnos el apoyo, tira coordenadas para que nos agarren a carabinazos", añadió el joven, mientras esperaba atención médica en un centro hospitalario.

Pero el director de la cárcel desestimó la acusación y explicó que hace una semana efectuaron la última requisa en el lugar, donde encontraron objetos contundentes y armas artesanales.

En emergencia

La tragedia de Ilobasco sucede un día después que la Dirección de Centros Penales suspendió las visitas familiares en la Penitenciaría La Esperanza, la principal de la capital.

La medida fue tomada luego que el director Douglas Moreno declaró emergencia en este recinto porque los reos declararon estado de rebeldía en protesta para que mejoren las condiciones de internamiento.

Las cárceles de alta peligrosidad del país son controladas por el ejército desde el 25 de junio, luego que el presidente Mauricio Funes anunció medidas de emergencia frente a una ola delincuencial sin precedentes a nivel nacional.

Desde el despliegue anunciado por el gobernante, la Fuerza Armada resguarda el perímetro y el ingreso de la mayoría de las centros penitenciarios.

En El Salvador las cárceles tiene capacidad para 8.110 reos pero actualmente hay 23.840, cifra que equivale a una sobrepoblación que supera el 300% de la capacidad real.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.