Última actualización: Viernes, 12 de noviembre de 2010

Dirigentes del G20 tratan de zanjar sus diferencias en Seúl

Luiz Inacio Lula da Silva y Barack Obama en reunión del G20 en Seúl, Corea.

Los dirigentes del G20 buscarán un acuerdo sobre el manejo de diferencias cambiarias y comerciales.

Los dirigentes de las principales economías mundiales llevan a cabo un segundo día de discusiones en la cumbre del G20 en Seúl, Corea.

Hay fuertes tensiones entre algunas delegaciones acerca de la manera en que se deben corregir las distorsiones monetarias y comerciales que afectan a la economía mundial.

Algunos temen que el conflicto, esencialmente entre China y Estados Unidos, sea una amenaza al comercio global.

Sin embargo, el presidente surcoreano dijo que se había logrado "progreso sustancial" durante las reuniones preparatorias de los negociadores.

Lee Myung-bak no ofreció mayores detalles.

Críticas

Algunos censuran la posición de China frente a su moneda, el yuan. Washington acusa a Pekín de mantener artificialmente bajo el nivel de la moneda para ofrecer una ventaja injusta a sus exportadores.

Mandatarios del G20 en Seúl

El G20 agrupa a las principales economías del mundo.

Estados Unidos ha sido criticado también por varios países luego de su reciente decisión de inyectar US$600.000 millones en su economía.

Un vocero de la cumbre dijo el viernes que es probable que los líderes del G20 lleguen a algún tipo de acuerdo acerca de la resolución de sus diferencias comerciales y cambiarias.

Pero la editora de asuntos económicos de la BBC, Stephanie Flanders, dijo que siguen existiendo diferencias en torno al borrador del comunicado que se espera salga de la reunión, particularmente en el tema de las tasas de cambio.

Algunos economistas temen que si no se resuelven estas "guerras de divisas", podrían actuar como barreras comerciales y propiciar el regreso de una recesión global.

Memorias

También hay temor entre los países en desarrollo frente al impacto que pueda tener sobre ellos la decisión estadounidense de inyectar cientos de miles de millones de dólares en su economía y el previsible bajo nivel que tendrán las tasas de interés en esa nación.

La preocupación es que si las tasas de interés estadounidenses siguen muy bajas, eso podría llevar a burbujas especulativas en los precios de acciones y bienes básicos en mercados emergentes.

Eso dejaría a los mercados emergentes vulnerables a un colapso si los inversores deciden luego sacar su dinero y llevarlo a otra parte, dicen observadores.

"Las memorias de la reciente crisis financiera originada en Estados Unidos están muy frescas y hacen que los gobiernos contemplen el peligro potencial", dice el editor económico del Servicio Mundial de la BBC, Andrew Walker.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Cumbre del G20 en Seúl

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.