Colombia: polémica por cifras de secuestro

Pablo Moncayo, ex rehén de las FARC
Image caption El gobierno y la ONG no se ponen de acuerdo acerca del comportamiento de las cifras de secuestro.

La reducción del secuestro en Colombia -uno de los logros más importantes del ex presidente Álvaro Uribe en ocho años de gobierno- está en medio del debate. País Libre, la más importante organización de víctimas, duda de las cifras gubernamentales y reporta que ahora ese delito se está incrementando.

La polémica tiene que ver con Fondelibertad, un organismo que depende del Ministerio de Defensa, y que ha sido salpicado en un escándalo por supuestas irregularidades en la concesión de millonarios contratos.

Ese fondo es el encargado de centralizar la información sobre secuestros, coordinar los esfuerzos para combatir ese delito y financiar a los grupos especializados de la policía y el ejército.

En mayo pasado, el director de la policía colombiana, general Óscar Naranjo, reportó una reducción del 93% de los casos de secuestro, comparados con los de 2002, cuando asumió Uribe.

"Ya no tenemos los 3.000 casos de secuestros al año, como antes, pero nosotros ponemos en duda la proporción de la reducción", declara a BBC Mundo Olga Lucía Gómez, la directora de País Libre, una organización que agrupa a familiares y víctimas de ese delito.

Gómez cree que Fondelibertad le dio un manejo "amañado y político" a las cifras, especialmente a partir de 2007.

"Fue un manejo poco profesional y muy tendencioso. Siempre vimos que había muchos casos de secuestro que nosotros conocíamos y que no formaban parte del registro oficial o casos que habían sido denunciados a la policía o el ejército, pero que no aparecían", declara Gómez.

Declaración de un fiscal

Image caption La organización que dirige Olga Lucía Gómez pone en duda algunas cifras del gobierno.

La directora de la organización va más atrás y se queja de que a partir de 2004 Fondelibertad solo empezó a registrar los secuestros que fueran calificados como tales por un fiscal.

"Y un fiscal se puede demorar hasta seis meses para calificar un caso como secuestro", se queja Gómez.

Álvaro Camacho Guisado, un profesor de la Universidad de Los Andes, experto en temas de seguridad, reconoce que el secuestro disminuyó, pero, al igual que Gómez, no cree que haya sido en las proporciones reportadas por el gobierno.

"Simplemente hubo un manejo de las cifras para producir buena imagen de final del anterior gobierno. Yo estoy de acuerdo con la directora de País Libre y creo que se ha presentado un ocultamiento de cifras", declara Camacho a BBC Mundo.

Otro experto, que trabajó en la desaparecida oficina presidencial de lucha contra el secuestro, le dice a BBC Mundo que durante los últimos años bajaron sustancialmente los secuestros cometidos por las guerrillas.

La misma fuente, que pide no ser citada por su nombre, agrega que al mismo tiempo se presentó un fenómeno de "no denuncia de secuestros, ante el temor de que se presentaran rescates armados que pusieran en peligro la integridad de las víctimas".

Ahora, País Libre, citando cifras de Fondelibertad, llama la atención que los casos de secuestro simple y extorsivo pasaron de 158 a 201 en los primeros nueve meses de 2010, comparados con el mismo período de 2009.

"Eso significa un incremento del 27%", indica Gómez, quien insiste en la necesidad de que las cifras que lleva el gobierno sean compartidas y auditadas por expertos de la sociedad civil.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.