Colombia: se agrava ola invernal

Barrio inundado en el sur de Bogotá
Image caption Las lluvias afectaron el sector agrícola, la infraestructura vial y comienza a causar problemas de salud.

El invierno en Colombia está batiendo las marcas en cuanto a número de damnificados, intensidad de las lluvias, hectáreas inundadas e infraestructura vial afectada, y ya está causando estragos en grandes ciudades, como Bogotá.

"Es una situación de alerta integral, que afecta a 256 mil familias y ha generado 137 muertos, 20 desaparecidos y 205 heridos", le informa a BBC Mundo Carlos Iván Márquez, director del Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana.

Márquez explica que el invierno ha afectado el sector agrícola y productivo, la infraestructura vial y comienza a generar preocupaciones en materia de salud.

Concretamente, añade, las autoridades de salud han visto el surgimiento de enfermedades dermatológicas, respiratorias y diarreicas debido a la intensidad de las lluvias, las inundaciones, la falta de agua potable y las bajas temperaturas.

Las cosas pueden empeorar, pues se esperan por lo menos cinco meses más de lluvias, debido a la llegada del fenómeno de La Niña, anota Márquez.

Más de un millón de afectados

La dirección de gestión del riesgo del Ministerio del Interior le informó a BBC Mundo que ya hay 1.200.000 personas afectadas por la ola invernal en 28 de los 33 departamentos del país. Hasta ahora, la zona más afectada es la del Caribe, en el norte de Colombia.

El funcionario de la Cruz Roja está preocupado porque los dos principales ríos del país, el Magdalena y el Cauca, se han desbordado en varias regiones y otros, como el Bogotá amenazan con desbordarse.

En la capital colombiana, que ha sufrido las peores lluvias desde 1973, el alcalde, Samuel Moreno, reveló que ya hay más de 3.000 damnificados por las inundaciones y los deslizamientos de tierra, que en las últimas horas mataron a cuatro personas en el nororiente de la ciudad.

Carlos Iván Márquez advierte que la cantidad de lluvias que ha caído en Colombia amenaza con producir más deslizamientos y deslaves, que tienen interrumpidas una decena de vías nacionales y regionales.

"Hay mucha fragilidad en las zonas de cordillera –que representan dos terceras partes del territorio de Colombia- porque hay mucha saturación de agua en los suelos y eso puede producir derrumbes y deslizamientos", señala el director del Socorro Nacional.

El gobierno colombiano ha destinado más recursos para atender la emergencia, pero reconoció que necesita la ayuda del sector privado. De hecho, el próximo martes el presidente Juan Manuel Santos encabezará una jornada de recolección de ayudas para los damnificados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.