Última actualización: Lunes, 29 de noviembre de 2010

Cataluña: más cerca de la derecha, más lejos de Madrid

Artur Mas y su mujer

Artur Mas celebra su victoria junto a su mujer

El centroderechista Artur Mas, líder de Convergencia i Unió (CiU), será el nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña, el organismo de gobierno autónomo de esta región, la más rica de España.

El triunfo de Mas parece dejar claro que el catalanismo, -una ideología de fronteras difusas, pero con elementos de nacionalismo, independentismo, regionalismo y federalismo- será la carta de navegación política de la región durante los próximos años.

Los resultados de las elecciones parlamentarias de este domingo reflejan que los catalanes quieren un gobierno que se distancie más del Estado español, al que consideran culpable de muchos de sus males.

La independencia catalana está más cerca que hace cuatro años, pero eso no significa que esté cerca

Juan José Caballero, diario Público

Aunque bajo la bandera del nacionalismo catalán se cobijan organizaciones de los dos extremos del espectro político, es claro que en el nuevo parlamento catalán la derecha tendrá muchos más espacios que la izquierda.

De hecho, el centroderechista Partido Popular de Cataluña (PPC), los aliados regionales del PP nacional, pasa a partir de este domingo de ser la cuarta fuerza parlamentaria a ser la tercera.

Otro indicio del avance de la derecha catalanista es la obtención de cuatro curules del partido de Joan Laporta, el ex presidente del Barça FC, quien exige la separación del resto de España.

La victoria de CiU pone fin a siete años de gobierno del Partido Socialista de Cataluña (PSC), asociado al PSOE del presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, lo cual significa un problema más para el mandatario, severamente golpeado por la crisis económica.

¿Habrá independencia?

El recién electo presidente de los catalanes ha manifestado en más de una ocasión que no cree en la secesión. Pero ha dicho también que en un referéndum sobre la independencia de la región votaría a favor.

Más del 70% de la ciudadanía de Cataluña tiene un sentimiento dual, es decir, se siente tan catalana como española, más catalana que española o más española que catalana

Rafael Jorba, profesor de periodismo político

La pregunta inevitable es, entonces, si bajo el gobierno de Mas los independentistas verán hecho realidad su sueño de una Cataluña separada de España.

Rafael Jorba, profesor de periodismo político, cree que esa posibilidad está lejos de concretarse. "Más del 70% de la ciudadanía de Cataluña tiene un sentimiento dual, es decir, se siente tan catalana como española, más catalana que española o más española que catalana", le dijo a BBC Mundo.

Atribuye el debate independentista al "ruido mediático" y agrega que si Artur Mas logra más independencia fiscal, puede concitar una mayoría social cómoda con la idea de pertenecer a España pero pudiendo decidir qué hacer con sus impuestos.

Juan José Caballero, subdirector de la edición catalana del diario Público, cree que con el nuevo gobierno la independencia catalana "está más cerca que hace cuatro años, pero eso no significa que esté cerca".

Caballero coincide con Jorba al afirmar que Cataluña "está un poco harta del trato que recibe, cuando sus aportaciones económicas al conjunto de España son muy elevadas. En dos palabras, Cataluña aporta más de lo que recibe".

Otro elemento que alejaría la independencia de la agenda política catalana es que Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que era la tercera fuerza del parlamento y parte de la alianza de gobierno, perdió más de la mitad de sus diputados en las elecciones de este domingo.

ERC tenía la convocatoria de un referéndum independentista como su principal oferta de campaña electoral.

Angelina Jolie contra los inmigrantes

El tema de la inmigración fue tal vez el segundo en importancia, por detrás de la crisis económica, en la campaña electoral catalana. Todos los candidatos se vieron obligados a pronunciarse sobre el tema.

Avisos electorales en Cataluña

El tema de la inmigración fue el segundo en importancia en la campaña.

Pero quizá lo que hizo más ruido fue la decisión del PPC de colgar en su web un videojuego titulado "Alicia Croft", en el que su candidata, Alicia Sánchez Camacho, aparecía montada en una gaviota y matando inmigrantes ilegales.

De hecho, los analistas políticos consultados por BBC Mundo coinciden en que este tema pudo haber sido determinante en algunos sectores a la hora de decidir su voto.

"La crisis económica ha desatado la cerrazón identitaria, los atavismos, el neopopulismo, la demagogia y la xenofobia. Desde Italia hasta Suecia... Cataluña no es un mundo aparte", apunta Rafael Jorba.

Juan José Caballero, por su parte, indica que el tema de la inmigración le puede haber dado algún rédito al PPC, pero apunta que "Cataluña es tierra de acogida. Se estima que más de la mitad de la población de Cataluña tiene padres que no son catalanes".

Las ideas del nuevo gobierno catalán con respecto a este tema quedaron esbozadas hace una semana, cuando el aún candidato Artur Mas se reunió con organizaciones de inmigrantes.

Allí los invitó a "abrazar los valores de la catalanidad", entre ellos el idioma, sin renunciar a sus raíces. Advirtió, sin embargo, que Cataluña no será multicultural sino "un solo pueblo, una sola sociedad".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.