Obama anuncia que congelará los sueldos de los empleados públicos

Barack Obama
Image caption Obama resaltó que la medida no se aplicará a los funcionarios militares.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso este lunes congelar los salarios de los funcionarios federales para ayudar a reducir el alto déficit presupuestario superior al billón de dólares.

"Vivimos tiempos en los que a todos se nos requiere que hagamos sacrificios. He pedido a los funcionarios que hagan lo que siempre hacen: dar un paso al frente", afirmó el presidente en una comparecencia en la Casa Blanca.

Esta medida permitirá ahorrar US$2.000 millones para el año fiscal 2011 que finaliza el próximo 30 de septiembre, US$28.000 millones durante los próximos cinco años y US$60.000 millones en diez años, según el subdirector de la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca, Jeffrey Zients.

Aunque la cantidad representa un porcentaje ínfimo del déficit presupuestario, Zients asegura que contribuirá a "encaminar al país por una senda fiscal sensata".

"Creemos que es el primero de muchos pasos difíciles que quedan por delante", dijo el alto funcionario.

La congelación de salarios, sin embargo, sólo afectará a los funcionarios civiles. El presidente Obama hizo hincapié en que "la medida no aplica a los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, que junto a sus familias, continúan soportando una enorme carga con nuestra nación en guerra".

El anuncio de la congelación llega dos días antes de que la comisión presidencial para la reducción del déficit presente su informe definitivo, con recomendaciones para recortar la deuda estadounidense.

En un informe preliminar, la comisión copresidida por Erskine Bowles –jefe de gabinete durante la presidencia de Bill Clinton- y Alan simpson –ex senador republicano por Wyoming– propuso aumentar la edad de jubilación, recortar gastos y llevar a cabo una reforma tributaria para reducir el déficit en US$4 billones durante la próxima década.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.