Nueva jornada de manifestación estudiantiles en el Reino Unido

Estudiante se enfrenta a policía
Image caption Todas las jornadas de protestas finalizaron en violencia.

Los estudiantes en el Reino Unido no dan tregua al gobierno de coalición liderado por el conservador, David Cameron.

El frío y la nieve no han frenado a los estudiantes a celebrar la tercera manifestación contra la subida de los precios de las tasas anunciado por el ejecutivo está registrando enfrentamientos entre policía y estudiantes en Londres.

Aunque la policía había advertido a los estudiantes que se abstuvieran de mostrar violencia, incidentes significativos y choques de fuerza se han registrado en barrios como Westminster, en las cercanías de la famosa torre del Big Ben donde se encuentra las casas del Parlamento británico.

También se están registrando protestas en otras ciudades como Leeds, Sheffield, Edimburgo, Liverpool, Manchester y Bristol.

La experiencia de las dos huelgas anteriores ha dado a los más de 2000 estudiantes congregados en este barrio de la capital británica nuevas técnicas para esquivar la policía, dispersarse y atacarla en distintos frentes, tratando de evitar quedar encerrados en las fuertes líneas policiales.

Los estudiantes protestan por las subidas de las matrículas que podrían llegar a triplicarse y alcanzar los US$14.000 por año.

Estas son las primeras manifestaciones directamente vinculadas a la política de recortes de David Cameron.

Furiosos contra los liberal demócratas

Los estudiantes están especialmente furiosos con los socios de los conservadores en el poder, los liberal demócratas del viceprimer ministro Nick Clegg.

Los universitarios acusan al partido de éste de no cumplir su promesa de votar en contra de cualquier incremento de las matrículas universitarias.

"La ira que sentimos por esta traición es real, justificada y desesperadamente decepcionante para aquellos que han puesto las esperanzas en usted para que lleve a cabo una política diferente" dijo Aaron Porter, dirigente del Sindicato Nacional de Estudiantes en una carta dirigida a Clegg.

No obstante parece que la continua presión estudiantil está dando resultados.

El ministro de Empresas, el liberal demócrata Vince Cable, cuyo departamento propuso el plan, manifestó que podría abstenerse de votar sobre el incremento de matrículas.

Hasta ahora Cable había mostrado una postura firme a favor de los planes del gobierno.

Los liberales demócratas defienden que sus diputados no están forzados a apoyar la propuesta como se acordó en el acuerdo de coalición con los conservadores.

Ahora habrá que esperar a ver cuantos diputados liberal demócratas estarían dispuestos a hacer lo mismo para impedir que la propuesta logre ser aprobada en el parlamento.

Analistas opinan que de ser rechazado sería la primera vez que conservadores y liberales muestran sus diferencias en público lo que podría debilitar su gobierno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.