La selva amazónica alcanza nivel más bajo de deforestación

Mapa deforestación de la Amazonia en el período 2009/2010. Foto: INPE
Image caption El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales mostró una caída del 14% con respecto al año anterior.

El gobierno de Brasil informó que la deforestación de la selva amazónica se ha reducido a su nivel más bajo en 22 años.

Según la ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, el satélite de imágenes del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE por su siglas en portugués) muestra una caída del 14% con respecto al año anterior.

"Es la menor deforestación de la historia de la Amazonía, son números fantásticos", comentó Teixeira en un evento junto al presidente Luiz Inácio Lula da Silva en Brasilia.

Sin embargo, las cifras aún están por encima de la previsión oficial inicial, que era de 5.000 kilómetros cuadrados de selva destruida.

Compromiso

El satélite de imágenes del INPE mostró 6.450 kilómetros cuadrados de la Amazonia que fueron deforestados entre agosto de 2009 y julio de 2010, período de las mediciones anuales del gobierno.

Según el comunicado del instituto, el área deforestada es la menor desde 1988 y el margen de error es de 10%.

Estos números representan una tasa superior a los 5.000 kilómetros cuadrados de selva destruida que el gobierno había estimado para este año, que se suma a los años anteriores.

La ministra Teixeira declaró que ese es "el nivel de deforestación más bajo en la historia de la Amazonia y estamos comprometidos a continuar para bajarla aún más".

Brasil alcanzó un pico histórico de tala en 2004, cuando superó los 27.000 kilómetros cuadrados.

Alerta

Image caption Brasil es considerado el cuarto mayor emisor de dióxido de carbono debido a la selva amazónica que pierde al año.

Sin embargo, no obstante las buenas noticias emitidas por el gobierno, la deforestación en la región ha provocado alertas, como la causada tras una investigación estadounidense que reveló un vínculo entre el aumento de la incidencia de malaria con las prácticas del uso de la tierra en el Amazonas.

"Al parecer, la deforestación es uno de los factores ecológicos iniciales que pueden desencadenar una epidemia de malaria", expresa la doctora Sarah Olson, quien dirigió el estudio.

Considerado el cuarto mayor emisor de dióxido de carbono —debido a los kilómetros cuadrados de selva amazónica que pierde al año—, Brasil asumió el compromiso de reducir el ritmo de la destrucción de la selva en 80% hasta 2020.

La ministra de Medio Ambiente anunció el miércoles que Brasil, con el actual avance en la reducción de la tala, está adelantando en 5 años sus metas.

Cabe recordar que la Amazonía no es sólo uno de los principales pulmones del mundo, sino también uno de los ecosistemas más ricos en cuanto a su biodiversidad. Recientemente, WWF publicó un informe que afirma que entre 1999 y 2009 se descubrió una especie cada tres días.

Según el periodista de la BBC Paddy Clark, esto refuerza la visión de que la Amazonía es uno de los tesoros ocultos más asombrosos de la naturaleza.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.