WikiLeaks intenta sortear obstáculos en internet

Portada del sitio WikiLeaks en China
Image caption WikiLeaks se enfrenta a intentos para interrumpir su servicio.

El cerco informático sobre WikiLeaks pareció estrecharse este viernes, cuando el sitio web de filtraciones aseguró que su página en internet fue cerrada por la compañía que le suministraba los servicios del nombre del dominio.

Sin embargo, encontró rápidamente una salida: mudar sus servidores a Suiza. El dominio sigue inactivo, pero se puede ingresar al sitio escribiendo la dirección http://213.251.145.96/.

La compañía EveryDNS.net dijo que dio por terminado el servicio porque la página wikileaks.org había recibido una gran cantidad de ciberataques.

Y explicó que esto afectó la estabilidad de toda su estructura, que permite el acceso a 500.000 sitios web.

Horas antes de la publicación de los cables diplomáticos secretos de Estados Unidos, los servidores que alojaban los documentos fueron víctimas de un ataque y desde entonces WikiLeaks se ha visto obligado a mover los archivos de un lado a otro para seguir difundiéndolos, explica David Cuen, especialista de tecnología de BBC Mundo.

Lea: Fundador de WikiLeaks admite amenazas de muerte

En un mensaje en la red social Twitter, WikiLeaks reconoció que su sitio había sido cerrado.

Aún no está claro por cuánto tiempo se extenderá la baja en el servidor de EveryDNS.net y cuánto puede durara su estadía en el nuevo dominio suizo.

¿Solución?

WikiLeaks anunció en Twitter que ahora está funcionando desde servidores en Suiza a través de la página wikileaks.ch.

Es que el sitio está en una carrera por mantenerse conectado luego de que el jueves Amazon decidiera desalojarlo de sus servidores.

WikiLeaks había movido su información a los seguros servidores de la empresa, tras recibir un ataque de negación de servicio (o DDoS, por sus siglas en inglés).

La idea no le cayó muy bien al senador de EE.UU. Joe Lieberman, presidente del Comité de Seguridad Interior del Senado, quien influyó hasta lograr que Amazon decidiera desalojar a WikiLeaks.

Lea también: ¿Se puede frenar la información en internet?

Al parecer, la razón detrás de la acción era que el sitio violaba sus términos y condiciones del servicio.

"Los servidores de WikiLeaks en Amazon han sido desalojados", dijo el sitio de filtraciones en Twitter, "nuestro dinero se gastará ahora empleando a gente en Europa", en alusión al hecho de contratarían servicios en la nube en ese continente.

Y añadió: "Si Amazon se siente tan incómodo ante la primera enmienda, deberían renunciar al negocio de vender libros".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.