Parlamentario británico niega que su asistente rusa sea una espía

Katia Zatuliveter
Image caption La ciudadana rusa Katia Zatuliveter fue arrestada bajo presunción de espionaje y enfrenta la deportación

El diputado británico Mike Hancock confirmó las informaciones aparecidas en la prensa sobre el arresto por espionaje de una asistente de nacionalidad rusa que trabaja en su oficina.

La versión proviene del semanario británico The Sunday Times, que afirma que Katia Zatuliveter, ciudadana rusa y asistente del parlamentario Demócrata Liberal Mike Hancock, fue arrestada por órdenes del MI5 (el servicio de inteligencia que vigila la seguridad interior del Reino Unido), que la acusa de espionaje.

El parlamentario expresó que Zatuliveter no había hecho nada malo y que se disponía a presentar una apelación.

El Ministerio del Interior dijo que normalmente no comenta sobre casos individuales y se negó a confirmar si se estaban tomando medidas para deportar a la arrestada.

Sin embargo, el rotativo cita una fuente de seguridad que afirma que la presencia de Zatuliveter no era "compatible con la seguridad nacional" y que la intención era "mostrarle la puerta".

Se cree que se trata de la primera vez desde el fin de la Guerra Fría que alguien que trabaja en el parlamento es acusado de espiar para los rusos, señala el The Sunday Times.

Mike Hancock es parlamentario por Portsmouth Sur, una ciudad en la que hay una base naval de gran tamaño. El parlamentario también tiene un puesto en el Comité Selecto de Defensa de la Cámara de los Comunes.

Entrevistas con la policía

Image caption El parlamentario Mike Hancock no tiene dudas de que Zatuliveter es inocente.

El editor político de BBC Sur, Peter Henley, dice que Zatuliveter fue detenida por primera vez cuando regresaba al Reino Unido de una vacación en Croacia durante el verano.

Henley señala que Zatuliveter ha vivido en el país por mucho tiempo, que tiene un título de master en la Universidad de Bradford y que había estado empleada por Hancock por dos años y medio.

"En todo este tiempo estuvo trabajando en colaboración estrecha con el parlamentario, pero él afirma que no hay ninguna duda de que era una empleada honesta y que él trataba con ella como con cualquier otro empleado", afirma el periodista de la BBC.

Desde que fue arrestada, a su regreso en el aeropuerto de Heathrow, Zatuliveter ha sido interrogada por la policía varias veces.

Dada la situación, la mujer había decidido dejar el empleo con el parlamentario, pero éste la mantuvo trabajando.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.