WikiLeaks: Lula es "obstáculo" para compra de aviones Boeing

F/A-18 Super Hornets
Image caption El F-18 Super Hornet de Boeing compite con el Rafale de Dassault y el Gripen de la sueca Saab AB.

La preferencia del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, por los aviones franceses ha sido un obstáculo para las aspiraciones de la empresa estadounidense Boeing de conseguir un contrato multimillonario, según mensajes filtrados por el sitio en internet WikiLeaks.

Un cable de la embajada estadounidense en Brasilia al Departamento de Estado indicó que Lula "no oculta que prefiere el Dassault", en referencia a los aviones Rafale de combate ofrecidos por esa compañía francesa.

Igualmente la información filtrada se refiere a un comandante de la Fuerza Aérea de Brasil quien le dijo al representante diplomático de Washington que él prefería una oferta de largo alcance de la firma estadounidense Boeing por 36 F/A-18 Super Hornets debido a que "es confiable y el mantenimiento es simple y efectivo en cuanto al costo".

Según los cables, el Super Hornet recibió la evaluación técnica más favorable de la Fuerza Aérea Brasileña y es la elección de los operadores".

No obstante, "existe el enorme obstáculo de convencer a Lula".

Brasil ha estado negociando con varias naciones -entre ellas Francia, Estados Unidos y Suecia- un acuerdo para adquirir aviones de combate con el fin de renovar su flota.

De acuerdo con los cables, citados por el periódico francés Le Monde, Brasil ha buscado comprar los aviones Rafale y adquirir la tecnología para construirlos y exportarlos a otros países latinoamericanos para 2030.

Se espera que Brasilia adjudique el contrato por US$4.400 millones el año próximo.

Otras revelaciones

Por otra parte, mensajes divulgados por Wikileaks y que publica este domingo el diario estadounidense The New York Times indican que el año pasado los mayores donantes de fondos a grupos militantes sunnitas procedieron de Arabia Saudita.

Entre los grupos islamistas que recibieron fondos de donantes sauditas se cita a la red Al-Qaeda, Hamas, el movimiento Talibán y Lashkar-e-Taiba, activo principalmente en Pakistán.

Qatar y Kuwait, además de Arabia Saudita, no pudieron cortar la financiación de esos grupos, según revela la correspondencia diplomática.

Algunos cables sugieren que Al-Qaeda puede conseguir fondos casi a voluntad de personas y grupos ricos en Medio Oriente.

El periodista Mike Wooldridge, de la BBC, comenta que para la Casa Blanca -como revelan los cables- sigue siendo un reto "convencer" a Arabia Saudita de que desbarate la financiación de los grupos extremistas; sin embargo, no se hacen acusaciones a funcionarios de ese país.

Otros cables de la embajada estadounidense en Bagdad -añade el periodista- dicen que funcionarios iraquíes ven a Arabia Saudita como una amenaza mayor que Irán para la estabilidad de Irak.

Lea también: El "as en la manga" del fundador WikiLeaks

Lea la cobertura completa

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.