Cumbre de Cancún: "Se está acabando el tiempo"

Christiana Figueres y Ban Ki-Moon en Cancún
Image caption El tiempo se acaba, advirtió Figueres.

Las conversaciones ministeriales en la cumbre de Naciones Unidas sobre el clima se iniciaron en Cancún, México, medio de advertencias de que el plazo para frenar el cambio climático se está agotando.

La directora de la Convención de la ONU sobre el Clima, Christiana Figueres, dijo que el destino que aguarda a las pequeñas islas del océano Pacífico debe ser una "llamada de atención".

Hay grandes diferencias entre las naciones sobre cuestiones como la reducción e inspección de emisiones de gases contaminantes y la protección contra el impacto del cambio climático.

No está claro si los problemas se pueden resolver en los tres días que quedan.

CUMBRE
Los ministros de Medio Ambiente y representantes gubernamentales de 194 países tratarán de aquí al viernes y con la mediación de la ONU, lograr un acuerdo que reemplace al Protocolo de Kioto (1997) cuando expire, dentro de dos años.

El presidente mexicano, Felipe Calderón, felicitó a los negociadores la labor que han venido desarrollando.

"El trabajo ha sido difícil pero veo que los resultados de las negociaciones son alentadores, aunque es claro que hay enormes retos que superar", dijo en su discurso de apertura.

"Lo que debe prevalecer es la buena voluntad, confianza y comprensión, y con eso vamos a ser capaces de ofrecerle al mundo una oportunidad de abrir un nuevo camino cuando se trata de luchar contra el cambio climático", agregó el mandatario.

Lea también: Cinco claves para entender la Cumbre de Cancún

El emperador desnudo

Figueres, diplomática costarricense que asumió el cargo a principios de este año, advirtió que hay mucho en juego.

Image caption Islas pequeñas como las Maldivas son las más vulnerables.

"Los riesgos políticos son altos porque la eficacia y la credibilidad de los procesos intergubernamentales y multilaterales están en peligro", señaló.

"Y los riesgos ambientales son altos debido a que rápidamente se está acabando el tiempo para salvaguardar nuestro futuro.

"(Las islas) Tuvalu, las Maldivas, Kiribati, Vanuatu, están buscando la manera de evacuar a toda su población debido a la intrusión de agua salada y el aumento del nivel del mar. Su destino es una llamada de atención para todos nosotros".

Anteriormente, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) presentó oficialmente a los delegados los resultados de un estudio publicado hace dos semanas.

Éste demuestra que las promesas puestas sobre la mesa para poner freno a las emisiones no serán suficientes para mantener el aumento de las temperaturas medias globales por debajo de los niveles que la mayoría de los gobiernos dicen que quieren.

La gran mayoría de los países quieren llevar el aumento a los niveles previos a la Revolución Industrial, entre 1,5 y 2 grados centrígrados.

Lou Leonard, del grupo ambientalista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), es uno de los muchos activistas que hacen hincapié en que el acuerdo que salga de Cancún debe permitirles a los países aumentar sus compromisos para cerrar esta brecha.

"Ellos dicen que quieren 2ºC, pero las promesas no llegan a 2ºC. Es como el cuento del emperador desnudo", grafica el ambientalista.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.