México: católicos buscan "sanar" a los homosexuales

Jóvenes mexicanos
Image caption La base de la estrategia de la iglesia católica es promover "el arrepentimiento y la castidad".

Oraciones para alejar el deseo por una persona del mismo sexo. Rezar cuando se cede a la tentación, y arrepentirse del pecado cometido. Implorar por una cura a su condición homosexual y, sobre todo, por una vida de castidad y servicio.

Es parte de la tarea emprendida por jerarcas de la Iglesia Católica en México para ayudar, espiritualmente, a que estas personas encuentren, dice, "el camino de la sanación".

La estrategia ha causado polémica en el país, donde 70% de su población se reconoce católica.

Recientemente la Suprema Corte de Justicia declaró legales los matrimonios entre personas del mismo sexo. Y también la posibilidad de que puedan adoptar.

Lea: iglesias "arcoiris" contra la homofobia

Así, desde hace varios meses, asociaciones civiles vinculadas a la Iglesia promueven talleres y seminarios –algunos patrocinados por autoridades locales- para enmendar la vida de los homosexuales.

Además, la Arquidiócesis de León, Guanajuato, en el centro del país, publicó en su página electrónica una guía para que los sacerdotes atiendan esta conducta "desordenada", según el documento.

La base de la estrategia es promover el arrepentimiento y la castidad, le dice a BBC Mundo Wenceslao Bruciaga, columnista del diario Milenio Monterrey y quien participó en varios de estos encuentros.

"No es que te curen, pero te atosigan con tanta culpa que hace que no tengas relaciones sexuales", explica

El pecado

Oficialmente la Iglesia Católica no está en contra de los homosexuales, sino de que éstos atiendan su preferencia sexual.

Ese es el verdadero problema, explicó el obispo de León José Guadalupe Martín Rábago.

"El que alguien tenga una tendencia, una inclinación no es un pecado. El pecado es realizar actos homosexuales, cuando se dan libremente y con conciencia", dijo a medios locales.

Es una de las partes fundamentales de los seminarios, dice el periodista Bruciaga.

"Todo el tiempo te hablan de que el camino correcto es la castidad", insiste.

Muchos de quienes atienen los talleres han tenido fuertes experiencias previas que les hacen cuestionar su preferencia sexual, pero otros acuden presionados por sus familias.

Quienes imparten las pláticas son personas que dicen haberse curado de la homosexualidad, y según afirman su intención es ayudar a llenar "el vacío" que genera la atracción por personas del mismo sexo.

Tarea ¿espiritual?

Una de las principales agrupaciones que promueve estos encuentros en México es Courage Latino, que de acuerdo con su página electrónica es "un apostolado de la Iglesia Católica conformada por una comunidad espiritual de hombres y mujeres que sufren por su condición de Atracción al Mismo Sexo (AMS) no deseada".

No pretende curar la homosexualidad ni promueve la homofobia. Tampoco ofrece terapias psicológicas, pues su tarea, insiste, es sólo espiritual.

El trabajo de la organización contrasta con las instrucciones de la Arquidiócesis de León a sus sacerdotes.

El documento Atención Pastoral a Personas en Situación de Atracción al Mismo Sexo dice que la homosexualidad "es una realidad innegable" que exige "conocimiento, disposición, apertura y generosidad".

Pero también define: nadie nace homosexual, y desear a las personas del mismo sexo es, según la Biblia, "una conducta abominable".

Para remediarla, la Arquidiócesis propone doce pasos a seguir, entre ellos reconocer que la vida gay es pecado, buscar ayuda profesional, ponerse "en camino de sanación" y sobre todo "ejercitarse en expresar su identidad sexual natural".

¿Y cómo lo consiguen?

"Usan clichés machistas, como que el hombre tenga mujer, hijo y vea fútbol", explica Bruciaga.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.