EE.UU.: ¿se acaba el sueño de los estudiantes indocumentados?

El representante demócrata Luis Gutiérrez hace una apasionada defensa del DREAM Act.
Image caption Los demócratas necesitan varios votos de senadores republicanos para que la ley sea aprobada.

Los senadores demócratas estadounidenses decidieron el jueves retrasar la votación del proyecto de ley DREAM Act, que regularizaría el estatus de cientos de miles de estudiantes, lo que fue interpretado como un signo de que la medida tiene pocas posibilidades de salir adelante.

El líder demócrata en el Senado, Harry Reid, pospuso la votación "hasta un momento posterior de este mes", antes de que su partido pierda el control del Congreso al tomar posesión de sus escaños los representantes elegidos en noviembre.

La oficina de Harry Reid informó que si el voto se hubiera celebrado este jueves habrían perdido la votación, según el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos.

Para convertirse en ley, el texto necesita el voto positivo de 60 senadores de un total de 100.

Los demócratas apurarán los días antes de que cambie la composición del Congreso para convencer a los republicanos indecisos: algunos manifestaron en el pasado su apoyo a la norma.

Sin embargo, los 42 senadores de la oposición firmaron esta semana una carta por la que se comprometen a bloquear cualquier ley hasta que no sea aprobada la extensión de la rebaja de impuestos a los ricos estadounidenses, a lo que muchos demócratas se oponen.

Lea: Obama y las consecuencias de su pacto con los republicanos

Nuevo impulso

Image caption Los líderes estudiantiles intensificaron esta semana su campaña.

Mientras, nuestra corresponsal de asuntos hispanos, Marcia Facundo, informó que los grupos que luchan por la reforma migratoria lanzaron un nuevo gran impulso de acciones con el fin de conquistar a los legisladores indecisos.

Lea: Crece la presión sobre los legisladores

El DREAM Act permitiría que los jóvenes que cumplan dos años en una universidad o en las fuerzas armadas obtengan residencia.

La medida se aplicaría a aquellos inmigrantes que tenían menos de 16 años al ingresar a Estados Unidos, hayan vivido en el país al menos cinco años y tengan un diploma de alguna secundaria estadounidense o su equivalente.

Muchos activistas hispanos consideran que esta ley es sólo un adelanto de la más amplia reforma migratoria prometida por el presidente Barack Obama y que permitiría la regularización de entre 10 y 12 millones de sin papeles.

Lea: "El DREAM Act es la única ley que me puede ayudar"

Primera prueba superada

El presidente Obama publicó un comunicado el miércoles en el que mostró su satisfacción después de que el DREAM Act superara una primera prueba en la Cámara de Representantes, donde fue aprobada por un ajustado 216 a 198.

"Esta votación no es sólo lo correcto para un grupo de jóvenes con talento que quieren servir al país que sienten como propio continuando su educación o sirviendo en el ejército, sino que es lo correcto para Estados Unidos", dijo Obama.

"Nos enriquecemos con su talento y el éxito de sus esfuerzos contribuirá al éxito y a la seguridad de nuestro país".

En fotos: Estudiantes mexicanos opinan sobre el proyecto de ley

Por su parte, los críticos condenan la medida como una amnistía que tendría un efecto llamada para muchos otros extranjeros que querrían entrar ilegalmente en Estados Unidos con la esperanza de regularizar su situación algún día.

"No es más que una amnistía en masa que indudablemente alentará a más millones a migrar ilegalmente a nuestro país", dijo el congresista republicano Dana Rohrabacher ante la Cámara.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.