Mural de Siqueiros es centro de batalla legal en Argentina

Mural "Ejercicio Plástico" de David Alfaro Siqueiros en Argentina
Image caption La empresa Dencanor afirma que el mural sigue siendo suyo.

El mural "Ejercicio Plástico" del artista mexicano David Alfaro Siqueiros, que actualmente se exhibe en el museo de la sede del gobierno de Argentina, es el centro de una nueva disputa legal sobre la propiedad de la obra.

La empresa Dencanor, con sede en Uruguay -quien era la propietaria del mural- rechazó los US$3 millones ofrecidos por el gobierno argentino por concepto de indemnización tras la expropiación del mural y exige la devolución de la obra antes de fin de año.

Dencanor afirma que el mural sigue siendo suyo y que el gobierno argentino debe devolver la obra antes de expire el préstamo en comodato que el Estado firmó con la empresa.

"Ejercicio Plástico" es un mural que Siqueiros pintó en un sótano de una casona en la periferia de la ciudad de Buenos Aires en 1933 y tras ser restaurado se le considera la obra central del museo de "arte político" de la Casa Rosada, el cual fue inaugurado el pasado 3 de diciembre por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner y su homólogo mexicano, Felipe Calderón.

Expropiación y litigio

Según la empresa, en octubre de 2004 Dencanor pagó a la firma Fine Arts la cantidad de US$820.000 para tener la propiedad del mural.

La abogada de Dencanor, Mirta Barruti, señaló que en 2008 el Estado argentino firmó un contrato de préstamo por comodato -en el cual se garantiza la restitución del bien- que se vence el 31 de diciembre de 2010.

Sin embargo, legisladores en el Congreso argentino sancionaron en 2009 un proyecto gubernamental para la expropiación del mural tras haber sido declarado una obra de interés histórico y artístico.

El mural de Siqueiros fue inspirado en su esposa, la poetiza uruguaya Blanca Brum, y plasma un mundo de sirenas y nereidas.

En el pasado, el mural había sido objeto de otro tipo de disputas por su propiedad por lo que durante años había quedado abandonado a la intemperie en contenedores metálicos.

Esta obra, considerada como la joya del museo de la Casa Rosada, es la única que no tiene connotaciones políticas.

Según el corresponsal de la BBC en México, Alberto Nájar, el muralismo surgió como corriente artística entre 1922 y 1923.

En ese país, señaló Nájar, los murales que mejor estado se conservan actualmente son los que pintaron artistas reconocidos, como David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera, Rufino Tamayo, José Clemente Orozco o Juan O´Gorman, entre otros.

Contenido relacionado