Última actualización: Sábado, 25 de diciembre de 2010

Las especies invasoras dejan un legado tardío

Fallopia japonica

Esta planta asiática -Fallopia japonica- es considerada invasora en el Reino Unido.

El impacto de las especies invasoras en un hábitat no se puede ver en su totalidad hasta varias décadas décadas después, advirtió un informe.

Según un equipo de investigadores europeos, las semillas de futuras invasiones ya han sido plantadas, con lo cual hace que sea muy difícil controlarlas.

Por esta razón, los científicos hicieron un llamado a los gobiernos para que ajusten los controles del comercio internacional que involucre potenciales especies invasoras.

El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Las especies invasoras pueden caracterizarse porque suele pasar un tiempo entre el momento en que se introducen por primera vez en un nuevo territorio y el momento en que se establecen como parte de la flora o la fauna regional", dicen los autores del estudio.

Esta demora en la relación causa-efecto significa que las semillas de los problemas que plantean las invasiones futuras ya han sido plantadas

Estudio publicado en PNAS

"Esta demora en la relación causa-efecto significa que, independientemente de la bioseguridad y de las normas que previenen otras introducciones, las semillas de los problemas que plantean las invasiones futuras ya han sido plantadas. La mejor forma de describir la situación sería como una 'deuda' sobre la invasión", añaden.

Los investigadores llegaron a esta conclusión después de examinar datos de más de 3.300 especies invasoras en diez grupos taxonómicos -entre los que se incluyen aves, reptiles, mamíferos, hongos y plantas- en 28 países de Europa.

Lea: clic Polizones invasores

Asesinos silenciosos

En Nepal, una planta brasileña se está expandiendo a expensas de las especies locales.

Para los científicos, la amenaza de las especies invasoras es una de las causas principales de la pérdida de la biodiversidad, junto con otros factores como la pérdida y la fragmentación del hábitat.

Por ejemplo, la Mikania micrantha, una planta nativa de Brasil, ya ha cubierto el 20% del parque nacional Chitwan, en el sur de Nepal, que figura en la lista de lugares protegidos de la Unesco.

Los científicos temen que esta "mala hierba" se expanda por el parque, porque éste es un ejemplo de éxito en cuanto a los esfuerzos de conservación, con cerca de 100 tigres y más de 400 rinocerontes distribuidos por todo el territorio.

La diseminación de esta planta amenaza con aniquilar a otras especies que son una fuente de alimentos para una serie de animales, con lo cual se pondría en riesgo la estabilidad de la cadena alimenticia del ecosistema.

Más que antes

En el estudio, los investigadores dicen que los indicadores socioeconómicos registrados desde 1900 ofrecen una explicación más clara sobre los patrones de las especies invasoras que los datos registrados a partir de 2000.

Demostramos que llos esfuerzos por registrar las introducciones a principios del siglo pasado explican los números actuales de especies invasoras en Europa mucho mejor que los mismos indicadores que evalúan el pasado reciente

Estudio publicado en PNAS

"Los resultados de este análisis amplían nuestro conocimiento de la dimensión temporal de esta relación", dicen.

"Demostramos que, en los diez grupos taxonómicos analizados, los esfuerzos por registrar las introducciones principios del siglo pasado explican los números actuales de especies invasoras en Europa mucho mejor que los mismos indicadores que evalúan el pasado reciente".

Sin embargo, el equipo advirtió que el volumen de introducción de especies aumentó marcadamente a partir de 1900.

"Dado el enorme aumento de las ocasiones en las que se introdujeron especies durante la segunda mitad del siglo XX, este resultado indica que hay una demora considerable entre la llegada de una especie y su posterior establecimiento en el medio ambiente".

"Nuestros resultados ponen de relieve que incluso si producen más introducciones de forma involuntaria, el impacto sobre la biodiversidad y la economía a mediano plazo puede ser más fuerte de lo que esperamos".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.