Estudio advierte que medicina contra la calvicie podría afectar salud sexual

Los fármacos que se recetan comúnmente para prevenir la alopecia común en los hombres podrían producir efectos adversos "significativos" en algunos individuos, informa un estudio.

Image caption La finasterida es el único fármaco aprobado para la posible pérdida de cabello.

Según los científicos de la Escuela de Medicina de Universidad de Boston, los fármacos del tipo inhibidores de la 5a reductasa (5a-RIs) entre los que se encuentran la finasterida (de nombre comercial Propecia y Proscar) y la dutasterida podrían causar pérdida de líbido, disfunción eréctil, disfunción eyaculatoria y potencial depresión en algunos hombres.

Ambos medicamentos fueron aprobados para el tratamiento de la inflamación de la próstata causada por hiperplasia prostática benigna (HPB) y cáncer de próstata, y la finasterida recibió aprobación de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos para la posible prevención de la calvicie común en hombres.

Tal como informan los investigadores en Journal of Sexual Medicine (Revista de Medicina Sexual), se ha confirmado su "marcada eficacia clínica" en la mejora de los síntomas de la HPB.

Sin embargo, dicen los autores, "aunque se cree que los efectos secundarios adversos de estos agentes son mínimos, la magnitud de los efectos adversos en la función sexual, la ginecomastia (agrandamiento de las glándulas mamarias en el hombre), la depresión y la calidad de vida continúa estando muy mal definida".

Efectos "persistentes"

Los investigadores analizaron datos de varios estudios clínicos en los que se había informado de efectos secundarios adversos de la finasterida y la dutasterida.

Se encontró "una posible relación causal" entre el uso de los fármacos y los efectos adversos prolongados en la función sexual de un un grupo de hombres, incluida la disfunción eréctil y la reducción en el deseo sexual.

"El potencial uso extendido de los 5a-RIs para el tratamiento de BPH, cáncer de próstata y alopecia común en hombres podría producir efectos adversos indeseables en la salud general" expresa el profesor Abdulmaged Traish, quien dirigió el estudio.

"En particular, la salud vascular y la función sexual en un subgrupo de pacientes susceptibles" agrega el científico.

"Además, el tratamiento con 5a-RIs para la pérdida de cabello, que es un trastorno benigno, podría producir persistentes efectos secundarios en un número de pacientes jóvenes, lo que está causando una carga emocional por el empeoramiento de la calidad de vida".

Los científicos creen que estos efectos adversos han recibido una mínima atención, y por lo tanto, es necesario llevar a cabo más estudios para confirmarlos y para determinar la razón por la cual estos efectos secundarios persisten en algunos individuos.

Mientras tanto, los científicos recomiendan a los médicos que tengan "precaución extrema" antes de recetar a los pacientes estos tratamientos.

"Antes de comenzar el tratamiento debe establecerse una discusión honesta y abierta con los pacientes para educarlos sobre este serio asunto" advierte el profesor Traish.

"Porque en algunos pacientes el efecto puede ser prolongado y algunos no se recuperan bien después de haber discontinuado el uso de los fármacos", agrega el investigador.

Por su parte la empresa farmacéutica Merck, que produce Propecia, señala que "un número pequeño de hombres presenta efectos secundarios sexuales, que ocurren en menos de 2% de los hombres" (que toman el fármaco).

"Estos efectos secundarios desaparecieron en los hombres que dejaron de tomar Propecia debido a estos efectos. Además, estos efectos secundarios disminuyeron a 0,3% de hombres o menos cuando se cumplió el quinto año de tratamiento", expresa la empresa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.