Última actualización: Jueves, 13 de enero de 2011

Un pueblo salvadoreño vende su pasado guerrillero como atractivo turístico

Plaza en Cinquera, El Salvador

Cinquera busca convertir el recuerdo de la guerra civil en un atractivo turístico.

Casi 20 años después de finalizada la guerra civil en El Salvador, los viejos escenarios de batallas ahora luchan por convertirse en una postal que mezcla el ecoturismo con la huella de la guerra.

Cinquera está ubicado a 71 kilómetros de San Salvador y es una de las comunidades rurales que exhibe las huellas de su pasado con miras a promover los antiguos escenarios de la guerra bajo el paraguas del ecoturismo de aventura.

En torno a un parque rectangular, destaca la fachada de la iglesia porque dos bombas desactivadas, de 750 y 500 libras, descansan en el atrio como recuerdo de días aciagos. Enfrente, la plaza central exhibe la cola de un helicóptero derribado en 1991, un año antes de que la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) y el gobierno salvadoreño de la época firmaran los Acuerdos de Paz.

Sin embargo, el principal atractivo de la comunidad está a menos de un kilómetro de distancia del casco histórico: la reserva natural de Cinquera, otrora el refugio de guerrilleros.

El guardabosque Rafael Hernández, de 48 años, rememoró a BBC Mundo que la iniciativa surgió entre un grupo de ex combatientes en los años ’90.

"Lo que nos motivó fue el hecho que si el bosque nos protegió la vida, pues ahora nosotros debemos protegerlo. Esa fue nuestra bandera de lucha", explica Hernández.

La reserva forestal

El parque tuvo al menos 8.941 visitas el año pasado, entre turistas extranjeros y nacionales en busca de los recovecos de la montaña, las caídas de agua y las pozas naturales.

La reserva, que es una propiedad privada extendida en 5.320 hectáreas de bosque secundario, alberga un rico refugio silvestre con al menos 253 especies de flora y las huellas de los campamentos de la insurgencia.

Lo que nos motivó fue el hecho que si el bosque nos protegió la vida, pues ahora nosotros debemos protegerlo. Esa fue nuestra bandera de lucha

Rafael Hernandez

A lo largo de los senderos, los excursionistas recorren las mismas zonas que utilizaron los combatientes, así como los escondrijos donde instalaron sus campamentos, refugios anti-bombardeos, el hospital de campaña y la cocina, donde utilizaron un sistema subterráneo estilo vietnamita para no emanar humo y evitar ser detectado por la Fuerza Aérea.

"O sea que el humo era absorbido por unas chimeneas enterradas al pie de los árboles", dice a BBC Mundo Arturo Peñate, un caminante que trata de entender el dispostivo ideado para sobrevivir a los ataques aéreos.

En otro costado de la reserva, los turistas también encuentran los cimientos de un obraje que data del siglo XIX, donde procesaron añil para exportarlo a Europa hacia 1870.

"En la montaña hay varias estructuras como esas que los convertimos en hospitales de campaña y eran perfectos para escondernos en medio del follaje", recuerda Hernández.

Los desafíos

Rafael Hernandez

Rafael Hernandez fue guerrillero, ahora es guardabosques.

Cinquera, que es tipificado como uno de los municipios que sufre pobreza extrema, es presidido por la derecha desde el año pasado, cuando el candidato del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Rodolfo Sosa, ganó por una ventaja de 22 votos.

Su antecesor, el ex alcalde Guillermo Rivera, que pertenece al FMLN, promovió la construcción de un hostal de montaña para albergar a los turistas; pero ahora considera que los proyectos están aparcados.

Durante la campaña electoral, Sosa prometió eliminar los monumentos de la plaza.

"La intención no es entrar en un conflicto político, es nada más contribuir a despejar los malos recuerdos que nos dejó la guerra", observó el jefe municipal.

Salvo esas diferencias, la localidad vive ajena a los conflictos o la violencia que asedia el país.

A lo largo de 2010, el Juzgado de Paz solamente registró 13 procesos entre un total de 747 habitantes. La mayoría de los incidentes fueron conciliables.

Alicia Albanés, cocinera del albergue El Bosque, reflexiona para BBC Mundo que "el municipio podría ser difundido mucho más como un destino turístico", al margen de las ideologías "porque el lugar es tranquilo y todos somos amigables".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.