Fútbol: los hombres que no querían a las mujeres

Sian Massey
Image caption Decisión correcta. Sian Massey es juez de línea en el partido entre Liverpool y Wolverhampton.

Dos conocidos locutores de fútbol en el Reino Unido han sido acusados de sexismo por comentarios hechos durante un partido de la Liga Premier inglesa en el que una mujer ofició como juez de línea.

Sian Massey, de 25 años, fungió como abanderada en el encuentro que el Liverpool ganó 3-0 contra el Wolverhampton. Y en la jugada que condujo al primer gol del Liverpool, Massey mantuvo su banderín abajo cuando todo parecía indicar que la accion debía haber sido invalidada por fuera de lugar.

Momentos después, Andy Gray y Richard Keys, veteranos comentaristas del canal satelital Sky, tuvieron un intercambio "extramicrófono" en el que cuestionaron la capacidad de las mujeres de entender el reglamento y condenaron su presencia en el fútbol profesional.

Pero la repetición en video de la jugada comprobó que la juez de línea había tomado la decisión correcta. Y los comentarios de Gray y Keys han sido objeto de condena por parte de los entendidos en los medios británicos.

En un comunicado, el canal Sky afirmó que ambos presentadores ya se habían disculpado.

Sexismo prevaleciente

El incidente pone en relieve los prejuicios existentes en el fútbol profesional y las dificultades que enfrentan las mujeres para participar en este deporte al más alto nivel.

Ese mismo sábado, Karren Brady, vicepresidenta del club West Ham United y la más destacada ejecutiva en el fútbol inglés, se había quejado en una columna de un diario de ser objeto del "más repugnante sexismo" en el ámbito del fútbol.

En sus exabruptos, Gray y Richards también se refirieron en términos peyorativos a la columna de la alta ejecutiva, quien posteriormente dijo que los comentarios de los dos locutores resumía todo lo que ella siempre había denunciado.

Brady añadió que le gustaría ver qué medidas toman las directivas de Sky y se preguntó si el sexismo también permeaba a las más altas esferas de esa organización.

A pesar de todo, la mayoría de los analistas creen que es poco es lo que va a cambiar.

Según la columnista del The Times de Londres, Alyson Rudd, "la comunidad futbolística no ha quedado lo suficientemente impactada" con lo sucedido.

"Keys y Gray no renunciarán a sus cargos y muchos hombres coincidirán con la opinión que la mujeres no tienen lugar en el juego", escribió.

La columnista dijo que el problema del sexismo en el fútbol debe tratarse de la misma manera que se ha abordado el racismo, castigando severamente a quienes lo manifiesten.

Por su parte, la Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA) recalcó que ha tomado importantes pasos en fomentar el interés tanto de hombres como de mujeres árbitros en todos los niveles del juego.

"Estamos orgullosos de tener algunos de los y las mejores árbitros del mundo", declaró la FA en un comunicado.

Según la asociación, el total de mujeres árbitros en el fútbol inglés (niveles 1-8) es de 853 y sigue creciendo y "cuentan nuestro completo y continuo apoyo".

A pesar de ello, la ex presidenta encargada del club de segunda división Millwall, Jeather Rabbatts, le dijo a la BBC que se necesitaban más mujeres con el silbato.

"Tristemente, cuando son designadas, son objeto del mismo abuso que sus colegas masculinos", comentó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.