¿Quién está detrás del piano en medio del mar?

Piano en medio del mar Derechos de autor de la imagen Getty Images

El chico de 16 años que planeó utilizar un viejo piano de utilería para un proyecto de arte nunca imaginó que su idea daría la vuelta al mundo. Aunque no por esas precisas razones.

Nicholas Harrington había pensado en grabar un video que le permitiera entrar a una escuela de arte utilizando un viejo piano desde hace cuatro años en el garaje de su abuela.

De esa primera idea artística a la romántica imagen del piano inerme sobre un banco de arena de la Bahía Biscayne en Miami, pasaron varios giros de tuerca en la historia.

"Estábamos pensando en una gran producción, un video musical épico'', dijo Nicholas al diario The Miami Herald.

Sin embargo, a pesar de que el piano fue llevado a su casa, nunca se llevó a cabo el montaje artístico. En cambio, sí se le prendió fuego en medio de la celebración de la fiesta de Fin de Año, el 31 de diciembre, en casa de los Harrington.

Una vez pasada la resaca, y con el piano quemado en un canal cercano, la familia decidió subirlo a su bote de pesca y llevarlo hasta el banco de arena, a unas 200 metros de la orilla.

Vea también: Aparece misterioso piano en el medio del mar

Vuelta al mundo

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Nicholas Harrington pensaba grabar un video para entrar a una escuela de arte usando un piano de utilería.

El piano quizá hubiera quedado en el olvido, de no ser por la curiosidad de una vecina que se acercó al misterioso piano, le tomó una serie de fotos y las envió a la revista National Geographic.

De ahí a convertirse en una noticia viral que se multiplicó por la red pasaron pocas horas. El tema fue retomado por diarios, sitios de noticias, redes sociales y se convirtió en trending topic en Twitter.

La pregunta que todos se hacían era: ¿cómo había llegado hasta allí el misterioso piano?

La respuesta resultó ser menos mágica de lo esperado.

"Me gustaba que fuera un misterio'', dijo la madre de Harrington. "El encanto era más poderoso que cualquier otra cosa".

Lo cierto, es que sigue sin estar claro el final que tendrá el instrumento. Mientras las autoridades insisten en que no tienen responsabilidad en remover el piano, Harrington dice que está dispuesto a ir a recogerlo si hace falta. "Sería otra aventura", dijo.

Contenido relacionado