Última actualización: Viernes, 4 de febrero de 2011

"A mi hermana nos la robaron en el Franquismo"

Mar Soriano

"Me gustaría abrazarla y a lo mejor tener una bonita amistad", cuenta Mar Soriano.

Mar Soriano tiene una hermana que adora y comparte con ella todos los rincones de su mente. Pero no la conoce, nunca la ha visto.

"Siempre sueño con nuestro encuentro, con que podamos ser amigas a pesar de esto tan horrible que nos ha pasado", le comenta a BBC Mundo.

Es uno de los numerosos casos de niños supuestamente robados en España durante el gobierno de Francisco Franco.

A los 260 casos que la Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir) presentó a la Fiscalía General del Estado para su investigación a finales de enero, se acaban de sumar otros 600.

La asociación habla de 300.000 desaparecidos en diversas clínicas españolas, pero algunos expertos reducen la cifra a 30.000.

El tema ha vuelto a despertar el fantasma de miles de historias atenazadas por el miedo y por una herida profunda en la memoria de
España: la Guerra Civil (1936-1939) y el Franquismo.

Más desaparecidos que en Chile y Argentina

"Lo increíble es que cuando se dio el paso a la democracia no se crearon los organismos, las comisiones de búsqueda, los tribunales, las bases de datos genéticas. Cuando un país da un paso adelante intenta reparar a sus víctimas", le dijo a BBC Mundo el investigador de Derecho Penal Internacional, Miguel Ángel Rodríguez.

La única persona que ha sido enjuiciada por los crímenes del Franquismo ha sido Garzón cuando comenzó a investigarlos.

Miguel Ángel Rodríguez, investigador

"España es el segundo país del mundo con más fosas clandestinas después de Camboya, unas 150.000. Hay más desaparecidos en Andalucía que en Chile y Argentina juntos", detalló.

Rodríguez es el autor de las primeras investigaciones jurídicas que abordan las desapariciones del Franquismo como crímenes contra la humanidad.

También es el autor de "El caso de los niños perdidos del Franquismo", libro en el que se basó el entonces juez de la Audiencia Nacional BaltasarGarzón para abrir la investigación sobre el tema.

"La única persona que ha sido enjuiciada por los crímenes del Franquismo ha sido Garzón cuando comenzó a investigarlos", se quejó Rodríguez.

Métodos de las desapariciones

"Los niños se obtenían en tres contextos: después de la guerra, cuando se le arrebatan los hijos a las madres republicanas recluidas en prisiones o en conventos. Más adelante a los hijos de los guerrilleros de los maquis que seguían luchando en el monte. Y, finalmente, cuando Franco pide el retorno de los menores que la República había enviado a países como Rusia o Francia, unos niños que Franco no devolvió a sus familias", explicó el experto.

Migue Ángel Rodríguez

Miguel Ángel Rodríguez es el autor de "El caso de los niños perdidos del Franquismo".

Ahora salió a la luz un posible cuarto mecanismo: las clínicas y hospitales donde, desde los comienzos del Franquismo, habrían funcionado redes que arrebataban y luego vendían los niños, primero de familias republicanas y más adelante de manera indiscriminada.

Así fue como desapareció Beatriz, la hermana de Mar.

"Fue en 1964, después del parto, en la clínica O'Donnell de Madrid. A mis padres les dijeron que mi hermana había muerto de otitis. ¿Quién se muere de otitis? No les dejaron ver el cuerpo, les dijeron que ya había sido enterrado en una fosa común", detalla Mar.

Desde entonces Beatriz, su hermana, se convirtió en un fantasma que no la abandona.

Mar guardó el recuerdo en un baúl con llave hasta que en 1997, en un pueblo alpino de Alemania, un desconocido le habló con familiaridad.

España es el segundo país del mundo con más fosas clandestinas después de Camboya, unas 150.000. Hay más desaparecidos en Andalucía que en Chile y Argentina juntos.

Miguel Ángel Rodríguez, investigador

"Fui a dar una conferencia. Él me hablaba en alemán y no le entendía. La intérprete me explicó que el hombre aseguraba que yo tenía que ser de una familia alemana que él conocía. El hombre seguía insistiendo, dando detalles y, de repente, pensé en mi hermana. Yo la tenía guardada en un baúl y él me dio la llave", susurra la mujer.

Cuando comenzó a escarbar, Mar fue encontrando más casos como el suyo: desapariciones en hospitales, fosas vacías.

"Creamos la Plataforma de niños robados del Franquismo y presentamos los casos ante la Audiencia Nacional para su investigación, pero quien de ese paso estaría cometiendo prevaricación. No nos hacen caso, pretenden que olvidemos. El Estado tendría que investigar este tema y no lo que está ocurriendo, que las familias tengan que sufragar las búsquedas", subraya.

Desapariciones que no prescriben

"Franco cometió un genocidio, claramente buscaba acabar la base del bando republicano, pero el gobierno actual también viola los derechos de las víctimas", afirma Miguel Ángel Rodríguez.

Francisco Franco

Franco gobernó España desde 1939 hasta su muerte en 1975.

"La Ley de Memoria Histórica se queda vacía. El Tribunal Europeo señala que a la mera noticia de una desaparación el Estado tiene que emprender una investigación efectiva. ¿Cómo es posible que los familiares tengan que peregrinar de fosa en fosa? No son jueces ni fiscales", afirma.

Rodríguez insiste en que los casos de niños desaparecidos son crímenes contra la humanidad que no prescriben.

"La desaparición es un delito de consumación permanente. Las familias viven constantemente con ese dolor. Además, desde el juicio de Nuremberg, cuando las desapariciones son sistemáticas se convierten en crímenes contra la humanidad y no prescriben", subraya.

Ese dolor permanente se asoma en las palabras de Mar: "Mi madre murió sin ver a su hija, sólo queda mi padre que sigue esperanzado".

Mar intentó contactar con el hombre que le abordó en Alemania pero se topó con una pared. "Hasta entonces yo no había contado la historia de mi hermana. Se lo hice saber a través de un intermediario y me respondió que dejara esta búsqueda, que si continuaba no tenía ética ni moral, que era una roba familias. No he vuelto a saber de él", detalla.

Pero, pese a todo, no baja la guardia.

"A veces imagino que Beatriz tiene su familia, sus hijos, que quizás es alemana, que la han cuidado. Me gustaría abrazarla y a lo mejor tener una bonita amistad y, sobre todo, que descanse nuestra alma", dice.

"Lo que nos han quitado nunca lo vamos a recuperar".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.