Van Gogh y el misterio de las pinturas que se destiñen

Ribera del río Sena, de Van Gogh Derechos de autor de la imagen Other
Image caption El cuadro "Ribera del río Sena" fue uno de los analizados por los científicos belgas.

Científicos en Bélgica identificaron por qué los colores amarillos brillantes de los cuadros de Vincent Van Gogh se están volviendo marrones: al parecer, una compleja reacción química se encuentra en la base del deterioro.

El hallazgo es considerado como un primer paso para evitar que algunas de las pinturas holandesas más famosas acaben destiñéndose con el tiempo.

Los expertos sugiere blindar las pinturas tanto como sea posible de los rayos ultravioleta y solares.

Los resultados de la investigación aparecen publicados en la revista especializada Analytical Chemistry.

El sincrotrón

Para llegar a esas conclusiones los científicos utilizaron una gran cantidad de herramientas analíticas que incluyen el Sincrotrón Europeo de Radiación, ubicado en Grenoble, Francia, un instrumento líder mundial en el estudio de la estructura de los materiales.

Derechos de autor de la imagen Other
Image caption Para sus análisis, los especialistas se sirvieron de herramientas que ofrece el Sincrotrón Europeo de Radiación.

Los especialistas emplearon un microscopio de haz de rayos X para revelar una compleja reacción química que tiene lugar en una capa muy delgada entre la pintura y el barniz.

La luz solar puede penetrar sólo unos pocos micrómetros en la pintura, pero en esta corta distancia, de acuerdo con los investigadores, tiene lugar una reacción química desconocida hasta ahora que altera la composición original y vuelve marrones los pigmentos amarillos industriales utilizados por Van Gogh.

Esos pigmentos permitieron al artista alcanzar la intensidad de, por ejemplo, su serie de pinturas de los girasoles.

El maestro posimpresionista empezó a usar esos colores brillantes después de salir de su Holanda natal y llegar a Francia, donde se hizo amigo de artistas con los que compartió nuevas ideas sobre el uso de colores.

Problema de mezcla

Lo que detectaron los expertos fue una transformación por la que se perdieron tres átomos del cromo que formaba el amarillo cromado.

La pérdida de cromo era más prominente en presencia de compuestos químicos con sulfato de bario, lo que ocurría cuando Van Gogh mezclaba la pintura amarilla con otra blanca.

Koen Janssens, coautor del estudio, explicó: "Queremos entender qué condiciones favorecen la reducción de cromo".

Igualmente los científicos indagan "si hay alguna esperanza de revertir los pigmentos al estado original".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.