Álvaro Uribe se aferra a la política, vía Twitter

Álvaro Uribe
Image caption La página de Uribe Vélez en Twitter cuenta con más de 300.000 seguidores.

Una arremetida por Twitter del ex presidente colombiano Álvaro Uribe contra el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la paz, a quien tildó de ser difamador y auxiliador del terrorismo, demuestra que las redes sociales son ahora uno de los escenarios preferidos del ex mandatario.

"Nuestro Gobierno desmanteló al paramilitarismo, faltó llevar a la cárcel a Pérez Esquivel, patrocinador de terroristas FARC", escribió Uribe en su más reciente mensaje sobre el tema a través de Twitter.

Ese fue apenas uno de los 13 trinos que en un solo día escribió Uribe sobre Pérez Esquivel, sin contar con los otros de apoyo que le enviaron y redistribuyó entre sus 301.456 seguidores.

Uno de los trinos reproducidos por Uribe, del columnista José Manuel Acevedo, decía: "Para ser Nobel de Paz, Adolfo Pérez Esquivel resulta bastante incendiario, resentido y 'guerrerista', no?".

Todo empezó cuando, desde Buenos Aires, Pérez Esquivel comentó la condena, por vínculos con los paramilitares de derecha, de Mario Uribe, un primo y antiguo socio político del ex presidente colombiano.

"Rendir cuentas en la justicia"

Pérez Esquivel dio a entender que no sólo Mario Uribe tuvo vínculos con los paramilitares de derecha en Colombia, sino también el ex presidente Uribe.

Lea: Colombia: condenan a primo de ex presidente Uribe por "parapolítica"

Derechos de autor de la imagen BBC World
Image caption Para Gaviria, Uribe conoce muy bien los alcances de Twitter.

Uribe, que terminó su mandato de ocho años de mano dura contra las guerrillas de izquierda en agosto pasado, no sólo se convirtió en el presidente colombiano en gobernar más tiempo desde el siglo XIX, sino en el primer expresidente que usa activamente las redes sociales.

"Se puede decir que el presidente Uribe sabe muy bien que las redes sociales son el nuevo nombre de la política", declara a BBC Mundo José Obdulio Gaviria, quien fue consejero del ex mandatario durante casi siete años en la Casa de Nariño, sede de la Presidencia.

A diferencia de otros ex mandatarios colombianos, que se tomaban un largo descanso, que evitaban hablar de política y eventualmente aparecían a través de columnas de opinión o entrevistas, Uribe ha hecho de Twitter una de sus tribunas preferidas.

Una tribuna en la que tiene miles de seguidores pero desde donde apenas sigue a 156. Una tribuna que siempre produce ecos y polémicas, por lo que dice y por la manera en que lo dice. En una ocasión, le llovieron críticas a Uribe por haber escrito un mensaje con errores ortográficos.

Un nuevo tipo de expresidente

"Uribe es un nuevo tipo de ex presidente y me recuerda a otro que hubo a comienzos del siglo pasado, Marco Fidel Suárez, que escribía un ensayo semanal", señala José Obdulio Gaviria.

Como twittero, Uribe no solo se ha enfrentado con Pérez Esquivel, sino con otros presidentes, como Hugo Chávez, con columnistas y periodistas, con sacerdotes, con dirigentes políticos opositores y hasta con otros ex mandatarios colombianos, como César Gaviria (1990-1994).

A uno de sus críticos, el ex senador Rodrigo Lara Restrepo, lo denunció penalmente porque, según él, sugirió a través de Twitter que el ex presidente tendría relación con el crimen de dos de sus ex colaboradores.

Esos choques hacen parte de la defensa de su obra de gobierno, donde impulsó una política de seguridad y apertura a las inversiones.

En diálogo con BBC Mundo el ex alcalde de Bogotá Jaime Castro insiste en que "Uribe es un peleador, un boxeador que pelea en las cuatro esquinas".

Y ese ánimo de peleador le ayuda a Uribe a estar en los titulares de la prensa y diferenciarse de sus antecesores vivos, como Cesar Gaviria, Ernesto Samper y Andrés Pastrana, que tienen un perfil más bajo.

"Uribe no perdona nada"

Image caption Uribe Velez gobernó Colombia por ocho años.

"Uribe no perdona nada. Además, no espera, no madura para contestar y no aplica la fórmula de los franceses según la cual la venganza es un plato que se sirve frío", anota Castro, quien acompañó al ex presidente en su primera campaña, pero luego de alejó de él.

Otros, como la columnista conservadora Salud Hernández-Mora, del diario El Tiempo, consideran que "Uribe no debería estar peleando permanentemente a través de Twitter".

"Parece un adolescente y eso le quita dignidad a su cargo de ex jefe de estado. Debería tener la cabeza más fría", le comenta Hernández-Mora a BBC Mundo.

Pero José Obdulio Gaviria lo defiende y dice que la intensidad de Uribe por Twitter es simplemente el reflejo de su intensidad como político.

Además de su temperamento hay otros factores que contribuyen a ubicar a Uribe como protagonista central de la escena política. Se trata de algo parecido al llamado "dedazo" que se impuso en México durante las décadas que gobernó el Partido Revolucionario Institucional, PRI.

Por primera vez en mucho tiempo en Colombia, Uribe, como presidente, fue clave en la escogencia de su sucesor, Juan Manuel Santos. Un sucesor que muchos consideran que está haciendo las cosas de una manera muy distinta a como las habría hecho Uribe.

A diferencia de otros ex presidentes, Uribe tiene un proyecto político de largo plazo. Y Twitter, desde donde ya ha enviado más de 3.700 trinos, es un instrumento tecnológico que le permite defenderlo permanentemente y llegarles a miles de personas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.