Argentina: polémica por invitación a Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa Derechos de autor de la imagen reuters
Image caption Vargas Llosa es muy crítico con algunos gobiernos latinoamericanos.

La invitación al escritor peruano Mario Vargas Llosa a inaugurar en abril próximo la Feria del Libro de Buenos Aires abrió la caja de los truenos.

Según el programa oficial de la 37º edición de la feria, el flamante Premio Nobel de Literatura brindará el discurso inaugural el próximo 21 de abril en la sala principal de la Sociedad Rural, donde tradicionalmente se realiza la máxima cita literaria del país.

Pero un grupo de intelectuales argentinos, entre ellos el director de la Biblioteca Nacional, rechazó que el escritor, a quien calificaron como "autoritario", fuera el encargado de abrir el evento y le pidieron a los organizadores que revieran la invitación.

En declaraciones que reproduce la prensa local, el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, consideró "desafortunado" que el peruano abra la feria literaria, mientras que el filósofo José Pablo Feinmann manifestó su "enorme indignación".

González había dicho que "la invitación a Vargas Llosa es una ofensa a la cultura argentina", en referencia las duras críticas que el peruano les ha hecho a los gobernantes de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador y Venezuela.

"Aprecio la literatura de Vargas Llosa, pero sucede que existe una doble posibilidad de que sea interpretado: es decir, como un gran novelista, autor de obras realistas y críticas de las realidades latinoamericanas, o como el hombre de una agresividad creciente hacia los procesos populares", le dijo al diario Tiempo Argentino.

Por ejemplo, Vargas Llosa le dijo al diario italiano Corriere della Sera en una entrevista en 2009 que el gobierno de la presidenta Cristina Fernández "es un desastre total".

Lea también: Vargas Llosa en diálogo con BBC Mundo

Paños fríos

Sin embargo, la mandataria argentina puso paños fríos y le pidió al grupo de intelectuales que retiraran su petición.

El mismo González dijo que la presidenta se comunicó con él el martes y le dijo que la "discusión no puede dejar la más mínima duda de la vocación de libre expresión de ideas políticas en la Feria del Libro".

Image caption Según el peruano, el gobierno de Fernández es "un desastre total".

"Tal como me lo ha expresado, no es concebible la vida literaria y el compromiso con la ensayística social sin un absoluto respeto por la palabra de los escritores o de cualquier ciudadano, cualquiera sea su significación o intención", dijo el funcionario en otra carta publicada luego del diálogo con la jefa de Estado.

A la polémica también se había sumado el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, que afirmó en su blog que no pone en duda "la estatura literaria" de Vargas Llosa, pero que es "ingenuo no observar su condición de fiel exponente de la derecha más reaccionaria jamás vista".

Como reccuerda el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Vladimir Hernández, no es la primera vez que la ideología de un invitado a la Feria del Libro causa controversia. En la última edición, la médica cubana Hilda Molina tuvo que suspender la presentación de su libro autobiográfico, "Mi verdad", ante la irrupción de manifestantes pro Castro.

Según sus organizadores, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires es la más grande de su tipo en el mundo de habla hispana.

Esta edición de la muestra contará con la presencia de los escritores españoles Rosa Montero, Juan José Millás y Antonio Muñoz Molina, el británico de origen japonés Kazuo Ishiguro, la mexicana Margo Glantz, el zambio Wilbur Smith y el sociólogo francés Francois Dubet, entre otros.

Vea también: ¿Cómo se escriben las novelas de un Nobel?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.