Última actualización: Jueves, 10 de marzo de 2011

Musulmanes en EE.UU.: ¿Amenaza o caza de brujas?

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

¿Hay riesgo de radicalización de los musulmanes que viven en Estados Unidos o se trata de una caza de brujas? Esa es la pregunta que cobró fuerza este jueves tras una audiencia llevada a cabo en el Comité de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes.

La reunión, que fue promovida por el congresista republicano Peter King (Nueva York), estuvo precedida por una encendida polémica, en la que no faltaron las referencias a la persecución de comunistas promovida por el senador Joshep McCarthy en los años 50.

clic Lea también: Se recalienta el debate sobre la islamofobia en EE.UU.

Congresista Peter King

La audiencia promovida por el republicano Peter King se desarrolló en medio de una intensa polémica.

"La radicalización interna es parte de la estrategia de al-Qaeda para continuar atacando a EE.UU.", dijo King al abrir la audiencia, que se transformó en uno de los temas centrales de las cadenas de televisión.

A casi una década de los atentados del 11 de septiembre de 2001, King está convencido de que la organización comandada por Osama Bin Laden está dirigiendo su "reclutamiento" a los musulmanes estadounidenses.

El legislador republicano consideró que las organizaciones que representan a esa comunidad deben cooperar más en materia de seguridad.

Para la Casa Blanca, en tanto, se debe considerar el problema de la radicalización en general de los ciudadanos, evitando particularizar la situación en un grupo religioso.

Llantos en la audiencia

Fue el demócrata Keith Ellison (Minessota), primer congresista musulmán que accede a una banca en la Cámara de Representantes, uno de los que cuestionó los dichos de su par republicano, así como el sentido de la audiencia.

Congresista Keith Ellison

El demócrata Keith Ellison evocó entre lágrimas a un paramédico musulmán que murió el 11-S.

"El extremismo violento es una seria preocupación para todos, pero el enfoque de este comité en este tema en particular es contrario a los valores estadounidenses", protestó y no pudo contener las lágrimas cuando relató la historia de un paramédico musulmán que murió en los ataques a la Torres Gemelas.

"Su vida no debe ser identificada como un miembro de un grupo étnico o de una religión, sino como un estadounidense que dio todo por sus compatriotas", dijo.

En la audiencia también testificaron familiares de jóvenes que profesan la religión musulmana, acusados de cometer asesinatos y actos violentos. El padre de uno de ellos afirmó que su hijo "fue manipulado".

El debate paralelo

Las opiniones no sólo estuvieron divididas dentro de la sala, cuya capacidad fue rápidamente desbordada pese a que los controles de seguridad ralentizaron el ingreso.

El extremismo violento es una seria preocupación para todos, pero el enfoque de este comité en este tema en particular es contrario a los valores estadounidenses

Keith Ellison, congresista demócrata

Integrantes de organizaciones políticas, activistas y miembros de diversos grupos de estudio poblaron los pasillos con la esperanza de conseguir un lugar desde donde seguir el debate.

"Es un hecho histórico realmente negativo, siento como si estuviéramos volviendo a las audiencias de McCarthy. Me preocupa que esto vaya a incentivar el sentimiento antimusulmán que existe en EE.UU., pero es minoritario", le dijo a BBC Mundo, Cak Dehlawy.

Dehlawy agregó que teme que esto "pueda servir como propaganda para los adversarios de este país, como al-Qaeda y otras organizaciones terroristas, que saltan a escena diciendo 'los musulmanes son perseguidos en EE.UU.'".

Aclara que, como musulmán, no se siente discriminado en su vida cotidiana porque "los estadounidenses son tolerantes y valoran la diversidad".

Thomas Cincotta de la Asociación de Investigaciones Políticas, dijo estar preocupado porque "esta audiencia puede fortalecer a aquellos activistas que demonizan a los musulmanes".

Cincotta consideró que "es peligroso" particularizarlos "como una amenaza".

A favor de la audiencia

Randall Terry, fundador de un grupo antiabortista, también concurrió a la Cámara de Representantes, donde se manifestó de acuerdo con la realización de la audiencia. Sin embargo aclaró que su preocupación se funda en que "no se están haciendo las preguntas correctas".

Mujer musulmana en el Congreso de EE.UU.

Miembros de organizacioens sociales y religiosas desbordaron la capacidad de la sala de audiencias.

Para Terry, no se trata de "preguntarse si en promedio los musulmanes son pacíficos, porque claramente lo son", sino que el interrogante debe ser "si el Islam histórico y la ley islámica son una amenaza para los derechos humanos básicos y para la Constitución".

"Bajo la ley islámica no hay libertad religiosa, no hay libertad de prensa, no hay libertad de expresión, de asociación. Uno no puede estar en una esquina y decir que Jesucristo es el hijo de Dios", declaró a BBC Mundo.

Terry considera que existe un riesgo de radicalización porque "cuanto más estudien los musulmanes la vida de Mahoma, más se sentirán tentados a seguir sus ejemplos", que él asocia con la violencia.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.