Última actualización: Jueves, 17 de marzo de 2011

EE.UU.: la pesadilla del indocumentado crece con los arrestos

Agentes fronterizos de EE.UU.

Según la CIDH, los inmigrantes detenidos no siempre cuentan con una representación legal "adecuada".

El creciente número de inmigrantes arrestados en Estados Unidos, las condiciones de reclusión y el impacto en el debido proceso generaron preocupación en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que instó a Washington a cumplir con sus obligaciones internacionales en la materia.

Esa tendencia traducida en cifras revela que el total de "no ciudadanos" detenidos por el Organismo de Control de Migraciones y Aduana (ICE, por sus siglas en inglés) casi se duplicó en un período de siete años años, pasando de los 209 mil en 2001 a 378.582 en el año fiscal 2008.

Las deportaciones también experimentaron un marcado ascenso en los últimos años, pasando de 189.026 personas en 2001 a 393.289 en 2009, según cifras oficiales.

En ese contexto se enmarca un informe de la CDIH que fue presentado este jueves, basado en una investigación que comenzó en tiempos de la administración de George W. Bush y la concluyó durante el actual gobierno, encabezado por Barack Obama.

"Criminalización"

"Nos parece que se está haciendo un uso sumamente extenso de la detención, lo cual no corresponde, y por otra parte se está procediendo a la criminalización de la migración indocumentada", afirma el presidente de la CIDH, el chileno Felipe González.

DETENCIÓN Y DEPORTACIÓN

  • El total de "no ciudadanos" detenidos casi se duplicó en un período de siete años años, pasando de los 209 mil en 2001 a 378.582 en el año fiscal 2008.
  • Las deportaciones también experimentaron un marcado ascenso en los últimos años, pasando de 189.026 personas en 2001 a 393.289 en 2009, según cifras oficiales.

Otra de las preocupaciones se centra en el impacto de esta situación en el debido proceso de quienes son arrestados bajo acusación de haber violado leyes migratorias.

En diálogo con BBC Mundo, González advierte sobre "la falta de representación legal adecuada" y destaca el hecho de que el ICE "es juez y parte en una serie de circunstancias" y que "no hay revisión judicial para muchas de las decisiones que se tienen que adoptar".

Esta situación "tiene un impacto aún mayor entre los grupos vulnerables como niños, niñas, personas con discapacidad mental y también en algunos grupos como los hispanos".

Las autoridades estadounidenses tuvieron acceso a los borradores del informe de la comisión y respondieron a lo señalado en el documento.

Sobre la detención de inmigrantes, EE.UU argumenta que "puede ser una herramienta importante para el ejercicio de la soberanía por parte de los estados al resguardar la seguridad pública y remover en la forma más expedita posible a los individuos que puedan constituir una amenaza para la seguridad del país o de sus ciudadanos y residentes legales".

El país aclara que debe ser aplicada "en forma consistente con las obligaciones internacionales del Estado en materia de derechos humanos".

Efectividad de la defensa

Miembros de la CIDH (foto cortesía CIDH)

La CIDH visitó seis centros de detención de inmigrantes en los estados de Texas y Arizona.

Según la comisión, muchos de los centros de detención están alejados, en lugares donde "hay pocos abogados", lo que afecta el derecho a defensa.

Los datos que obran en poder de la CIDH indican que en 2008 el 16% de los inmigrantes detenidos contó con la representación de un letrado, comparado con el 40% de aquellos que estaban en libertad.

González también expresa la preocupación existente por la "efectividad" de la defensa determinada por la utilización de sistemas de videoconferencia por parte de los jueces.

"La comisión entiende razonable que se usen esas prácticas en las etapas iniciales formales, pero se deben modificar cuando un juez, por caso, evalúa si es efectivo o no el ‘temor fundado’ de alguien que ha manifestado ser objeto de persecución o tortura si es retornado a su país de origen", detalla.

"Eso también pone en una situación compleja a la representación legal porque va a estar al lado de la persona representada detrás de una cámara, en cuyo caso pierde contacto directo con el juez, o va a estar al lado del juez, en cuyo caso pierde conexión directa con el representado", explica.

Ese es el caso de los solicitantes de asilo que son detenidos tras ingresar al país de manera irregular.

Condiciones de detención

A lo largo de 175 páginas el informe repasa las diferentes situaciones que –a juicio de la comisión- debieran ser subsanadas para cumplir con las obligaciones internacionales que tienen los estados en materia de derechos humanos.

Nos parece que se está haciendo un uso sumamente extenso de la detención, lo cual no corresponde, y por otra parte se está procediendo a la criminalización de la migración indocumentada

Felipe González, presidente de la CIDH

Las investigaciones también incluyeron visitas a seis centros de detención de inmigrantes ubicados en los sureños estados de Texas y Arizona.

En ese recorrido, el equipo de la CIDH encontró "una cantidad de insuficiencias en las condiciones de detención que no son contingentes, sino que hay ciertos patrones que se repiten", explica González.

"El hecho de que los inmigrantes sean confinados como si fueran personas que han cometido un delito es inapropiado, pero eso es entendido como algo normal en el sistema actual", afirma.

En ese sentido la CIDH habla de "detención civil" para los casos en que exista "mérito" y en condiciones diferentes a la de las cárceles comunes, donde no se limiten las visitas familiares y se incluyan programas de educación y recreación para aquellos que están arrestados sin sentencia.

"Lo otro que ocurre es que hay un repetido problema de falta de atención médica adecuada. La manera en que encaran los centros de detención de inmigrantes este asunto es como una atención de emergencia. Entonces, ¿qué sucede cuando estas personas tienen problemas crónicos o los contraen estando ya en detención? Para eso no hay un tratamiento adecuado", detalla el presidente de la CIDH.

EE.UU. anuncia cambios

Detención de inmigrantes (foto archivo)

EE.UU. anuncia que va a reformar su sistema de detención de inmigrantes.

EE.UU. cita un informe propio realizado por el Departamento de Seguridad Interior que daría paso a "profundas reformas para la transformación del sistema de detención migratoria".

En ese sentido, enumera una serie de principios a ser tenidos en cuenta como "priorizar la eficiencia y reducir costos de detención a través del proceso de remoción, minimizar la duración de estadías y asegurar procedimientos justos".

"Detener extranjeros en situaciones conmensurables con el riesgo de escape y peligro que representan, brindar atención médica y psicológica adecuada a los detenidos y brindar supervisión federal a los centros de detención", son otros de los objetivos que prometen guiar la reforma del sistema de detención migratoria en EE.UU.

Desde la CIDH, en tanto, aseguran que "harán un seguimiento" con el objetivo de lograr que sus recomendaciones tengan su correlato en los hechos.

Ese cuerpo, como otros órganos de derechos humanos, "carece de su propia policía que haga efectiva sus decisiones". Sí cuenta con diversos mecanismos para insistir que configuran lo que su presidente define como una suerte de "poder simbólico".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.