Crean con éxito esperma en el laboratorio

Última actualización: Jueves, 24 de marzo de 2011

Científicos en Japón lograron cultivar con éxito esperma de ratones en el laboratorio, una tarea que hasta ahora se creía imposible.

Espermatozoides

Es la primera vez que se crea esperma viable en el laboratorio.

El avance, afirman los investigadores en la revista Nature, podría en el futuro ayudar a los hombres infértiles a tener hijos.

Y también podría ser una herramienta para preservar la fertilidad de los jóvenes que deben someterse a tratamientos de cáncer.

La creación de esperma artificial ha sido un objetivo de la ciencia durante décadas, pero hasta ahora las investigaciones habían fracasado.

Esto se debe, dicen los científicos, a que la producción de esperma es uno de los procesos más largos y más complejos del organismo.

En la mayoría de los mamíferos el proceso toma más de un mes desde el inicio hasta el final.

Hasta ahora las investigaciones habían sido llevadas a cabo con células individuales. Pero los científicos de la Universidad de la Ciudad de Yokohama, tomaron, en lugar de células, pequeñas porciones de tejido testicular de bebés ratones.

Posteriormente mezclaron esas porciones con un compuesto de nutrientes en un tubo de ensayo y descubrieron, después de varias semanas, que el tejido había producido espermatozoides viables.

Células sanas

Para comprobar que las células estaban sanas, las utilizaron en tratamientos de fertilización in vitro para producir 12 ratones vivos que posteriormente lograron procrear a sus propios descendientes.

"La investigación es un avance experimental crucial en el espinoso terreno del uso clínico del esperma cultivado en el laboratorio"

Dres. Marco Seandel y Shahin Rafii

Además, los científicos lograron recuperar espermatozoides sanos de tejido que había sido cultivado después de haber estado congelado durante 25 días.

Esto sugiere, afirma el doctor Takehiko Ogawa, quien dirigió el estudio, que el almacenamiento en frío no daña las células.

"Uno de los problemas que enfrento, como urólogo, es que no contamos con formas efectivas para tratar a pacientes que sufren infertilidad debido a producción defectuosa o insuficiente de espermatozoides", expresa el investigador.

"En la mayoría de estos problemas se desconocen las razones".

"Ahora queremos aplicar nuestro método a otras especies, incluida la humana. El esperma producido con este sistema debe ser seguro", explica.

El estudio, señalan los expertos, ayudará también a investigar con más detalle los procesos de la producción de esperma para descubrir cuáles son los problemas que conducen a la infertilidad masculina.

Cautela

Congelamiento de esperma

Los científicos también lograron obtener esperma viable usando tejido congelado.

En un artículo en la misma publicación, los doctores Marco Seandel y Shahin Rafi, del Colegio Médico Weill Cornell, en Nueva York, EE.UU., señalan que la investigación es "un avance experimental crucial en el espinoso terreno del uso clínico del esperma" cultivado en el laboratorio.

Pero los científicos advierten que el hecho de que los ratones nacidos con el esperma de laboratorio fueran fértiles y lograron reproducirse "no es un indicador refinado" del estado de su salud.

Agregan que puede haber "cambios genéticos sutiles en el esperma que serán fundamentales en el bienestar de subsecuentes generaciones".

Otros expertos subrayan que ahora será necesario llevar a cabo estudios más amplios para confirmar si estos resultados pueden aplicarse también a los seres humanos.

Según el doctor Allan Pacey, profesor de Andrología de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, "es importante ser cautelosos porque en ocasiones las diferencias biológicas específicas de cada especie significan que un trabajo llevado a cabo con una especie no funciona con otra".

"Además, es claramente importante asegurarse de que cualquier esperma producido en el laboratorio es seguro y puede llevar a la reproducción de descendientes sanos que a su vez puedan reproducir hijos sanos".

"Por ahora debemos ser cautelosos con este tipo de investigaciones", agrega el científico.

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.