Japón: altos niveles de yodo radiactivo en el mar cerca de Fukushima

Vista aérea de la planta de Fukushima Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Es "inevitable" desmantelar los reactores dañados de Fukushima.

Los operadores de la central nuclear de Fukushima, en el noreste de Japón, dijeron que es inevitable que los cuatro reactores dañados sean desmantelados, mientras se anunció que la cantidad de yodo radiactivo en el agua de mar cercana a la planta es más de 3.000 veces superior a lo normal.

La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial dio a conocer la existencia del isótopo I-131 en una cantidad 3.355 veces mayor a la que se considera segura.

Esos resultados se hallaron en una muestra tomada a 330 metros de distancia de una de las salidas de agua de la central.

El corresponsal de la BBC en Tokio, Mark Worthington, comenta que este hallazgo es la indicación más fuerte hasta el momento de que el agua altamente radiactiva se ha filtrado al mar.

El mismo elemento radiactivo, aunque en menores cantidades, fue encontrado en el mar a 16 kilómetros al sur de la planta, agrega.

Pero la Agencia de Seguridad Nuclear aclaró que el nivel de radiación en el mar se reduce considerablemente a medida que se acerca a las zonas pobladas.

"El yodo 131 tiene una vida media de ocho días y, aun teniendo en cuenta su concentración en la vida marina, para el momento en el que llegue a la población ya se habrá degradado considerablemente", explicó Hidehiko Nishiyama, director general adjunto de ese organismo.

Y como informa Worthington, aunque la Agencia de Seguridad Nuclear aseveró que el nivel de radiación no representa una amenaza inmediata para los productos pesqueros, es probable que este último hallazgo aumente la preocupación sobre la seguridad de los productos del mar japonés y su reputación en el exterior.

Lea también: Los riesgos de la radiación para la salud

Desmantelados

Mientras tanto, los operadores de la planta situada a 240 kilómetros al norte de Tokio, averiada por el terremoto y el posterior tsunami el 11 de marzo, anunciaron que es inevitable que cuatro de sus reactores sean desechados.

El anuncio lo hizo la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco), responsable de la central, luego de tres semanas de intentar infructuosamente reparar el mal funcionamiento de las unidades.

Además, se consultará con los residentes de la zona sobre la posibilidad de desmantelar también los reactores 5 y 6, que fueron sellados de forma segura.

Mark Worthington, de la BBC, indica que ahora, con Masataka Shimizu, el director general de Tepco, hospitalizado en Tokio por causa de una elevada presión arterial, le correspondió al presidente, Tsunehisa Katsumata, hablar a nombre de la compañía.

"Sus sinceras disculpas a todos aquellos afectados por la crisis nuclear de Fukushima se extendieron durante varios minutos", informa.

Katsumata aseguró que la compañía se estaba preparando para compensar a los damnificados.

Mientras tanto, los expertos japoneses continúan sus esfuerzos para enfriar los reactores de Fukushima, se anunció que Estados Unidos y Francia enviarán asistencia a Japón para contener el desastre nuclear.

El gobierno y la compañía francesa Areva tiene previsto mandar a cinco especialistas, en momentos en que el propio presidente francés, Nicolas Sarkozy, visitará oficialmente Tokio el jueves.

Estados Unidos, entretanto, aportará robots para examinar los reactores junto con varias cámaras a prueba de radiación.

Hasta ahora hay más de 11.000 muertos confirmados por el terremoto y el tsunami.

Contenido relacionado