Enfermedades de la piel: psoriasis

Última actualización: Martes, 12 de abril de 2011
Mujer rascándose

Una de las enfermedades más comunes de la piel y que hasta ahora ha sido imposible prevenir es la psoriaris.

Este trastorno, que afecta a 3% de la población, está vinculado a un sistema inmune “hiperactivo”.

Y ocurre cuando las células de la piel se dividen demasiado rápido produciendo placas escamosas formadas por células muertas que no se desprenden de la superficie.

¿Cuáles son los síntomas?

Normalmente toma unos 28 días para que las células de la piel recién formadas aparezcan en la superficie y se separen del tejido sano.

Pero con la psoriasis este proceso ocurre en sólo dos a seis días.

La enfermedad se caracteriza por placas escamosas costrosas y rojas que revelan una pequeña película plateada cuando se les rasca o araña.

Estos parches producen comezón y pueden ser muy incómodos.

Por lo general aparecen más comúnmente en las rodillas, codos y cuero cabelludo, pero pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, incluida la cara.

En algunos casos el trastorno también puede afectar a las uñas y las articulaciones.

"Para algunos el trastorno no es más que una irritación moderada. Pero para otros la psoriasis puede volverlos retraídos o dificultar la socialización o la formación de relaciones debido a la forma como la gente reacciona a la apariencia de su piel"

Dr. Robert Hicks

La psoriasis pude tener efectos en la persona que van desde leves y moderados hasta desfiguraciones que pueden ser socialmente discapacitantes.

Existen diversos tipos de psoriasis, pero el más común es la psoriasis en placas.

El trastorno es crónico o puede durar muchos años. La mayoría de quienes lo sufren tienen periodos en los que los síntomas son mínimos o la piel parece normal. Pero posteriormente surge un nuevo brote.

“El impacto de la psoriasis en una persona varía” explica a la BBC el doctor Robert Hicks, experto en medicina familiar y salud masculina.

“Para algunos el trastorno no es más que una irritación moderada. Pero para otros la psoriasis puede volverlos retraídos o dificultar la socialización o la formación de relaciones debido a la forma como la gente reacciona a la apariencia de su piel”, agrega el experto.

¿Qué causa la enfermedad?

Todavía se desconoce la causa precisa por la cual aparece la psoriasis, por eso es imposible prevenirla.

Sin embargo, se cree que el sistema inmune juega un papel en la enfermedad.

Un tipo de células inmunes llamadas linfocitos T atacan a las células sanas de la piel y el organismo reacciona con la producción de nuevas células.

Niñlo con psoriasis (SPL)

La psoriasis está vinculada a un sistema inmune hiperactivo.

Los estudios han encontrado varios factores que parecen provocar el trastorno, incluida una lesión en la piel, infecciones de garganta o pectorales, ciertos tratamientos farmacológicos, quemaduras de sol y estrés.

Una investigación reciente en Estados Unidos encontró que las mujeres que beben cerveza con regularidad tienen más riesgo de desarrollar psoriasis.

Los investigadores creen que el responsable es el gluten que contiene la cebada que se utiliza en la fermentación de la cerveza.

Por lo general la enfermedad se presenta en familias y se han encontrado varios genes vinculados a la psoriasis.

“Es importante destacar que esta enfermedad no es contagiosa ni es causada por una mala higiene corporal” señala el doctor Hicks.

La psoriasis afecta a hombres y mujeres por igual y puede surgir a cualquier edad, aunque ocurre con más frecuencia entre los 10 y los 40 años, principalmente durante la adolescencia.

También puede afectar a los niños pero rara vez se presenta en menores de dos años.

Tratamientos

Los tratamientos de primera línea incluyen emolientes, que son preparaciones grasosas que evitan la pérdida de agua e hidratan la piel.

También se usan los suavizantes de piel y terapias tópicas, como derivados de vitamina D, preparaciones de alquitrán, esteroides, formulaciones de antralina y derivados de vitamina A.

Recientemente se ha estado probando la terapia de luz ultravioleta B y los medicamentos sistémicos y biológicos diseñados para bloquear las moléculas específicas del sistema inmune que provocan el desarrollo de la psoriasis.

Terapia de luz ultravioleta (SPL)

Uno de los tratamientos para psoriasis es la de luz ultravioleta.

Pero éstos deben utilizarse bajo supervisión del especialista.

“El tratamiento recomendado dependerá del tipo, severidad y ubicación de la psoriasis” señala el doctor Hicks.

“Por eso es importante consultar al médico”.

Otros problemas de salud

Investigaciones recientes revelan que la gente que sufre psoriasis tiene mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades.

Un estudio de 2009 llevado a cabo en la Escuela Médica de Harvard descubrió que las mujeres que sufren este trastorno tienen más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 e hipertensión.

Los científicos creen que la responsable podría ser la inflamación asociada con el trastorno de la piel.

Los investigadores también creen que el uso de terapias esteroides o de otros tratamientos que suelen recetarse para la psoriasis podrían estar provocando esas enfermedades en estos pacientes.

Tal como señalan los autores en Archives of Dermatology (Archivos de Dematología) “este estudio ilustra la importancia de considerar a la psoriasis como un trastorno sistémico y no simplemente una enfermedad de la piel”.

“Es necesario llevar a cabo más estudios para entender mejor los mecanismos que subyacen a este vínculo e investigar si la terapia para la psoriasis puede tener un impacto en el riesgo de diabetes e hipertensión”.

Miércoles: Verrugas

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.