Javier Sicilia, el hombre que quiere despertar a México

Última actualización: Miércoles, 13 de abril de 2011

México: Javier Sicilia, de poeta a activista

En entrevista con BBC, el poeta que perdió recientemente a su hijo instó a "rehacer el tejido de la nación".

Ver3gp

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

El poeta y periodista Javier Sicilia nunca pensó que encabezaría un movimiento ciudadano contra la violencia por el narcotráfico. Pero el asesinato de su hijo Juan Francisco le colocó en el centro de la indignación que sacó a las calles a miles de personas en ciudades de México y otros países.

El joven de 24 años fue encontrado muerto el 28 de marzo junto con otras seis personas en Temixco, Morelos, un balneario al sur de la capital mexicana. Tenían huellas de haber sido torturados.

La protesta por el múltiple homicidio generó un movimiento social que pareció detonar la creciente inconformidad por la guerra contra y entre carteles de las drogas, que ha causado la muerte a casi 35.000 personas en los últimos cuatro años.

Un momento que Sicilia define como de "emergencia nacional", donde muchos mexicanos parecen inermes.

"Ahorita cualquier ciudadano puede salir a la calle y no volver, nadie lo cuida, nadie lo protege", le dice el poeta a BBC Mundo.

"En el derecho romano había una figura, el hombre sagrado, a quien el estado no protegía y cualquiera podía asesinarlo. Pues en este país todos nos hemos vuelto hombres sagrados, nos pueden matar y nuestro crimen quedar impune".

El gobierno de Morelos ha dicho que identificaron a los probables responsables del multihomicidio, pero hasta el momento no han sido capturados.

Infierno de miles

Poeta Javier Sicilia

El hijo de Sicilia, de apenas 24 años, fue asesinado junto a otras seis personas.

Javier Sicilia asume abiertamente su fe católica, lo que contrasta con el entorno cultural de México donde muchos creadores se alejan de las convicciones religiosas.

Quienes le conocen lo definen como una persona amable y sencilla, inmersa en sus tareas de escritor y profesor universitario.

Activista a favor de los derechos sociales, es un agudo crítico de las autoridades, los políticos y hasta de la Iglesia a la que pertenece.

Tal vez esta mezcla de factores explica el movimiento convocado alrededor de su tragedia, reconoce el poeta. Y también el hecho de que miles de personas viven un infierno como el suyo.

"Al aparato judicial le era fácil decir que cada muerto era parte del crimen organizado. Pero entonces apareció la figura inmaculada de mi hijo y resulta que no, hay que hacer el recuento", dice.

La consigna principal de la protesta, "estamos hasta la madre", parece reflejar este momento. La frase es una forma coloquial de decir que los ciudadanos están extremadamente cansados de la violencia.

Nueva estrategia

"Ahorita cualquier ciudadano puede salir a la calle y no volver, nadie lo cuida, nadie lo protege"

Javier Sicilia, poeta y periodista

El poeta y periodista ha convocado a un pacto nacional para rehacer el tejido social del país, dañado por la violencia de la guerra contra carteles.

Parte de la propuesta es cambiar la estrategia contra el narcotráfico, que según Sicilia sólo ha causado más violencia. Pero hay más que hacer.

"¿Quién fomentó la delincuencia? La pésima estrategia del presidente Felipe Calderón creyó que la delincuencia estaba afuera, pero no, está en las instituciones. Por eso los ciudadanos estamos inermes", insiste.

"La descomposición de las instituciones no se inició con este gobierno, pues la corrupción y vínculos con la delincuencia tienen muchos años de existir", añade el poeta.

Y por eso es necesario concretar los cambios ahora, antes de los comicios de 2012 cuando se elige al nuevo presidente de México. Las campañas políticas pueden opacar la demanda ciudadana.

"La comunidad internacional debe de presionar fuertemente al estado mexicano para que esto se transforme. Quieren presentar una buena imagen al exterior porque no les importamos los mexicanos, les importa la administración de la desgracia".

Los muertos que vienen

Miles siguen exigiendo más seguridad para el país.

Javier Sicilia decidió no escribir más poesía hasta que el país recupere la paz y él pueda superar el duelo por la muerte de su hijo.

Pero antes que llegue ese momento, entiende que debe acompañar el proceso ciudadano que ha convocado.

"Soy una voz moral y tengo que hacerlo por mis convicciones morales. La gente me lo pidió y tengo que dar la cara por mi hijo", explica.

"El nombre que les duele es Juan Francisco Sicilia, y entonces, por la dignidad de todos los hijos de la nación, por los 40.000 muertos que ahora son Juan Francisco. Y los que vienen".

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.