Contra el acoso a las mujeres en la calle

Última actualización: Sábado, 30 de abril de 2011
Activistas de los derechos de la mujer

No hay que hacer oídos sordos, sino llamar la atención sobre el acoso, dicen activistas de los derechos de la mujer.

Es una nueva ola de un movimiento que intenta frenar un problema de larga data: el acoso que sufren las mujeres en la calle.

Al frente de ese movimiento está el grupo internacional Hollaback!, que inició su campaña en Estados Unidos y en las últimas semanas inauguró una docena de filiales en países como India y Croacia.

En América Latina, el sitio web de Hollaback! (tambien llamado ¡Atrévete!) en Argentina explica que el proyecto "está dedicado a erradicar el acoso en la calle -una de las formas más generalizadas de la violencia de género- utilizando las tecnologías de internet y los teléfonos celulares.

Y es que Hollaback! al igual que otros grupos en contra del acoso de género, ofrece una plataforma para que las mujeres o la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero) intercambien experiencias o imágenes y vean mapas de sitios donde suelen ocurrir incidentes.

"La explosión de la tecnología móvil nos ha dado una oportunidad sin precedentes para acabar con el acoso en las calles y, con ella, la posibilidad de brindar atención a uno de los últimos retos en materia de derechos de la mujer alrededor del mundo", dice el movimiento en Buenos Aires.

Mientras tanto, Hollaback! en Ciudad de México advierte que la violencia contra las mujeres y las minorías sexuales "rara vez se denuncia y es culturalmente aceptada".

Cuando se trata de la vía pública, "difícilmente se puede actuar" contra este tipo de abusos. "Esta diferencia no se debe a que el acoso en las calles nos afecte menos; es porque no ha habido una solución. Hasta ahora", añade el movimiento en la capital mexicana.

En el nivel regional, para frenar el problema se han planteado iniciativas como un proyecto de ley que intenta clic penalizar el manoseo en Chile.

Alta incidencia

TIPOS DE ACOSO

Mujer afligida
  • Miradas lascivas
  • Tocar bocina o silbar
  • Besos ruidosos al aire
  • Gestos vulgares
  • Comentarios discriminatorios por género
  • Comentarios sexualmente explícitos
  • Bloquear el paso
  • Persecución
  • Masturbación en público
  • Manoseos de carácter sexual
  • Agresión física

FUENTE: Stop Street Harassment

Y aunque no se sugiere que la mayoría de los hombres abusen de las mujeres en las calles, la incidencia del problema es alta, como explica la periodista de la BBC Brigitt Hauck.

En una encuesta publicada por el sitio de internet clic Stop Street Harassment, creado en EE.UU, el 95% de las mujeres que participaron en el sondeo desde varias partes del mundo dijeron haber sido víctimas de algún tipo de atención no deseada en público, lo cual va desde miradas lascivas hasta manoseos.

Pero, ¿por qué ocurre esto?

Emily May, la fundadora de Hollaback!, estima que el problema "se deriva de una cultura más amplia de la violencia de género".

Según dice, cuando un hombre se dirige a una mujer en la calle de una manera que puede resultar desagradable o agresiva para ella, "los comentarios son a menudo ignorados por el resto de las personas, por lo que el problema sigue en gran medida sin resolverse".

En sus palabras, "para cambiar esta cultura hay que enfrentarse" a ese tipo de actitudes y "hay que decir que el acoso calle no está bien, porque la mayoría de la gente en nuestra sociedad no quiere que exista".

"Cosa de hombres"

Para Vicky Simister, la fundadora del grupo Anti-Street Harrasment (Contra el Acoso en las Calles) en el Reino Unido, en general se tiende "a aconsejar a la mujer que ignore el abuso en la vía pública y no hablamos de ese asunto".

Por consiguiente, los abusadores siguen acosando y tratando de llegar cada vez más lejos, añade.

"El peligro de esto es que resulta difícil distinguir si los hombres simplemente están tomando nota de la presencia de una mujer o si sus acciones son una puerta a la violencia o a la agresión sexual", expresa Simister.

"Tenemos que involucrar a los hombres. En nuestra sociedad es fácil objetivar sexualmente a las mujeres, por lo que es importante que los varones se den cuenta de que todas las mujeres son madres, hijas o hermanas"

Holly Kearl, fundadora de Stop Street Harassment

En opinión de la activista y cineasta estadounidense Maggie Hadleigh-Oeste, "el acoso en público se debe a que nuestra sociedad siempre lo ha permitido y desestimado el comportamiento como 'cosa de hombres'".

"Además, culturalmente, los varones han sido adoctrinados para que actúen así, y ha sido un privilegio de ellos caminar por las calles y fantasear acerca de las mujeres; la cultura no ha revisado este tipo de comportamiento".

Y debido a que la sociedad ha perpetuado esto como una norma cultural, algunos hombres tienden a practicar el acoso en la vía pública como una manera de probar su masculinidad, estima Kathrin Zippel, profesora de sociología de la Northeastern University, en el Reino Unido.

"Muchas veces ni siquiera se trata de las mujeres; se trata de la práctica de 'actividades masculinas' y el establecimiento de una jerarquía entre los hombres. Es una dinámica masculina".

Contando con ellos

Pese a la extensión del problema, Holly Kearl, la fundadora del sitio Stop Street Harassment, reconoce que no todos los hombres imponen una atención no deseada a las mujeres.

Por eso, Kearl remarca la importancia de que los varones se sumen al movimiento para poner fin al acoso público de los mujeres.

Hollaback! Foto cortesía: http://mexicodf.ihollaback.org/

Hollaback! denuncia la violencia contra las mujeres y las minorías sexuales en la calle.

"Tenemos que involucrar a los hombres. En nuestra sociedad es fácil objetivar sexualmente a las mujeres, por lo que es importante que los varones se den cuenta de que todas las mujeres son madres, hijas o hermanas de alguien y merecedoras de todo el respeto", añade.

Cuando un hombre asume responsabilidad por sus acciones y la de otros hombres, ocurre un cambio de actitud, según Hadleigh-Oeste.

Y agrega que si un hombre siente que sus actitudes no van a ser aceptadas por sus pares, es menos probable que se adopte un comportamiento inadecuado.

Entonces, el tema pasa a ser parte de "una responsabilidad individual", expresa la activista y cineasta.

"He visto enormes cambios en la conciencia de los hombres", asegura.

¿Y usted qué opina? ¿Considera que el acoso es un problema grave en su país? ¿A qué se debe? ¿Qué podría hacerse para frenarlo?


Estos son algunos de los comentarios recibidos. Los textos son reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.

Creo que es un tema desajustado a la realidad. En los EEUU, pais en el que vivo, hay un extremo de oportunismo por parte de estos movimientos para crear agencias e instituciones que terminan patrocinando los gobiernos. En mi pais de origen el atreverte con una mujer en la calle es bien visto por esta, le gusta y lo disfruta, por supuesto sin que se llegue a la falta de respeto. Ahi esan los piropos o el alago al azar. Todo tiene su medida pero... donde trazo la raya?
frank, valdes

En mi país, mujeres y hombres estamos de acuerdo que son conductas indeseables casi todas las mencionadas; excepto las miradas,
tocar bocina o silbar o los besos al aire, acciones que son aceptadas por las mujeres, y que además también ellas, sobre todo jóvenes, se las aplican a los hombres
joaquín ramos, Caracas, Venezuela

Comparto la idea de que las mujeres en la calle sean respetadas, ya que muchos tipos quieren dejar ver claro que tan machos son y sueltan al aire cualquier palabra o gesto que en muchos casos hacen sentir miserable a lasa mujeres.
Para mi no es un asunto cultural, es de educación de principios formados en el hogar.
Esto por su puesto no debe ser excusa y convertirse en una cruzada feminista contra los hombres, porque crearia mas problemas, solo vean la experiencia sueca y el caso de Julian Ass
Jose Luis Meneses Goitía, Cagua Venezuela

En Caracas, Venezuela, es un problema grave, el "street harassment". Pero la gente no lo ve como un problema: p.e., los hombres ven tan normal como respirar el hecho de voltear a mirar lascivamente a una mujer que acaba de pasar. Y hay mujeres que se sienten "feas" si nadie las volteó a mirar o le lanzó un beso. Es distinto a un piropo romanticón o incluso gracioso. Los ejemplos de acoso abundan en la calle y pocos saben diferenciarlos y enfrentarlos.
Karina Nieto, Caracas

Opino que hasta la frase: "la mujer" tiene connotación negativa. No se dice "el hombre" cuando se habla de derechos humanos Se les llama "ciudadanos". Sí, es un serio problema en mí país, donde cualquier varón se cree con derecho a "desnudar" acosar y hasta agredir verbal o físicamente a una dama,sólo porque Dios la hizo bella o de sexo femenino.Qué hacer? Educar en todas las instancias posibles a los varones, enseñarles a valorar y respetar a las damas y castigar al agresor sin vacilaciones.
Hermi, Venezuela

hay diferencia en la expresion del sexo entre la mujer y el hombre. creo es un cuestion mas profunda de lo q se revela en la calle y, discriminando(ir directamente a la negacion) no se resuelve, se resuelve desde los valores de contencion hermandad, aceptacion,ect, q debe tener la sociedad, y que surgen en casa y, desde los que pueden elegir construirlos, no hay que desatender al hombre de su necesidad basica de sociedad, y no hablo de esta comunicacion sin riesgo, sino del vinculo.
Macarena, Catamarca, Argentina

Estoy completament en contra del maltrato en contra de la mujer.Pero hay algo q quisiera comentar ya q en los tipos de acoso q mencionan hablan sobre tocar bocina,besos ruidosos y miradas lascivas.El caso es,como puede uno el hombre evitar hacer eso si aqui en Venezuela las mujeres se visten demasiado provocativas y así salen a la calle?Usan faldas casi microscópicas,licras blancas/transparentes q dejan ver todo lo q tienen etc.Tambien deberían considerar eso,como decimos aqui no somos d madera
Mauricio Padilla, Valencia, Venezuela

Sería interesante hacer un estudio (seguramente que ya lo hay) para relacionar la forma como van vestidas algunas mujeres y el impacto que la vestimenta en cuestión tiene sobre el acoso en las calles. Estoy seguro que se van a sorprender por los resultados. La moda femenina sin duda explota comercialmente el efecto que producen, los escotes, las minifaldas, los shorts, los pantalones ajustados, etc. sobre la líbido masculina.
Juan C. González, San Juan - Argentina

El problema definir cuando es mucho, lo que es una conducta reprobable no es ni un delito ni nada parecido.
E incluso algunas de las frases que destacan como un privilegio de los hombres el andar por las calles rayan el absurdo de la postura.
Coincido que la clave es educar, tanto a hombres como a mujeres. No hay enemigos en esa relación
Francisco Krause, Mendoza, Argentina

Opino que una mujer no merece respeto por "ser madre de alguien, hija o hermana de alguien" como dice la entrevistada sino por ser una persona digna de respeto en si misma. Qué extranho concepto ese el de Holly Kearl.
Marco, Lima

De la lista publicada,(que en su gran mayoría estoy totalmente de acuerdo), elijo
dos:
* "tocar bocina o silbar"
* "besos ruidosos al aire"

Yo creo que estos dos ejemplo si se hacen en una forma "normal", la mujer debería de sentirse congratulada no abusada.
(!?): "Sus hermosos ojos y su caminar angelical detienen mi corazón". Si esto esta mal yo creo que hay mucha gente confundida.

Javier, Brisbane

Yo haría una distincción entre mujeres en la calle : hay quienes invitan a los hombres a acosos por su manera de vestirse o su comportamiento provocador. Estas mujeres o más bien chicas (son jóvenes generalmente)tienen que cambiar de actitud si no quieren ser molestadas. En cuanto a las otras que merecen respeto, sí que deberían ser protegidas por la ley de una manera o otra. La libertad no supone la falta de respeto los unos para con los otros, mujeres y hombres incluido
chiron guy, basse goulaine Francia

Sí, el problema en Perú es grave, por lo general se observa a taxistas y otros conductores molestando incluso a niñas de 13 o 14 años. No solo son conductores, también albañiles, constructores u otros jóvenes que suelen vagar por las calles. Considero que es por la falta de educación en general y el sentido machista aun muy presente en el país. ¡Educación y sanción para que esto se acabe y las jovencitas puedan vivir tranquilas!
César Olea, Trujillo, Perú

En mi país o por lo menos en mi ciudad no he registrado un acoso tan grave como el que se menciona en esta nota. Pero sí veo como cada vez hay más programas de TV en los que la figura de la mujer se explota como adorno, semivestida o semidesnuda, para que el conductor del programa se divierta manoseándola o diciendo alguna grosería. Al igual que mucha propaganda en Internet con supuestas "modelos" y "backstage" de fotos que no son más que pornografía encubierta.
Marisa, Buenos Aires, Argentina

No observo en la vía pública, los problemas de acoso sexual, manoseos o palabras obscenas, etc.Lo más importante creo particularmente se manifiesta en el ámbito laboral. Pocas veces denunciadas, al igual que las mujeres golpeadas.Es un problema de cultura general, falta de apego a las normas de convivencias, y ante la debilidad.
Pasa con los menores, adolescentes ultrajados en muchos casos por su porgenitores, alguien con relación de parentezco.No hacer al prójimo, lo que no nos gusta a nos.
tomás Millamán, Ingeniero Huergo-RioNegro(Argentina)

En Colombia, y hablo de Bogotá que se supone que es la capital y bueno el nivel de educación y el porcentaje que puede acceder es más alto, es insoportable el comportamiento de los hombres, en la calle y aún más en el transporte público, los hombres no pierden la oportunidad para hacer comentarios morbosos o en su defecto acudir al manoseo, convirtiendose esto como una practica social común y sin mayores repercusiones. Ya se imaginarán en el resto del país, donde abunda el machismo.
Camila Salvador, Bogota, Colombia

Considero que el acoso en las calles es gravísimo en mi país. Realmente no se le da la importancia que tiene, porque desde niñas las mujeres sufren de esto creando trastornos severos en su desarrollo e independencia; haciéndola vivir cierto pánico cada vez que tiene que salir a la calle, además de sufrir un alto grado de impotencia. No cabe duda que es una grave violencia hacia la mujer, con la que tiene que lidiar además de lo que tiene que soportar en su vida familiar, escolar o laboral.
Cinthya Villaseñor, México

Me parece excelente que se tomen medidas en cuanto a este tema. Muchas mujeres y hombres ven esto como normal (que te digan palabras bulgares, que se acerquen demasiado, como dice en el articulo "son cosas de hombres"). En Vezuela los hombres como en muchos otros paises se creen con el derecho, casi una obligación de género el de molestar a las mujeres cuando pansan, como si con ello obtuvieran algo. Lo que hacen es incomodarnos y muchas veces cohibirnos de usar esto o aquello.
Ana karina , Caracas-Venezuela

Vínculos contextuales

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.