Strauss-Kahn, una carrera de altibajos

Última actualización: Lunes, 16 de mayo de 2011
Dominique Strauss-Kahn

Expertos aseguran que Strauss-Kahn fue la figura clave del FMI durante la crisis financiera de 2008.

Venerado por su perspicacia en el ámbito económico y admirado por su destreza en la arena política y su poder de persuasión, Dominique Strauss-Kahn se ha erigido en los últimos años como un punto de referencia en los grandes salones de las finanzas internacionales.

Ejerció como académico y como ministro de Finanzas de Francia. Muchos de los que estudiaron o trabajaron con él usan un tono reverencial para referirse al "encantador" hombre de 62 años y al genial líder del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Su nombramiento como director del ente multilateral, en 2007, se produjo un año antes de la crisis económica global que desencadenó un periodo de inestabilidad sin precedentes.

Se le ha atribuido la hazaña de transformar la institución financiera, con sede en Nueva York, en un actor clave durante los turbulentos tiempos que vivieron los mercados europeos.

En momentos en que los miembros de la eurozona luchaban por ponerse de acuerdo sobre la mejor manera de enmendar el daño causado por la crisis económica y sobre cómo limitar el contagio de las crisis en Grecia, Irlanda y Portugal, el FMI y Strauss-Kahn saltaron a la primera plana.

De esta manera, Strauss-Kahn se convirtió también en una opción realista y en un potencial candidato para desafiar al presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, en la elecciones de 2012.

Sin embargo, las acusaciones de que intentó abusar sexualmente de una empleada de un hotel, parecen darle un giro a su carrera política, por lo menos por ahora.

clic Lea:Strauss-Kahn esposado y sin inmunidad

Académico

Dominique Strauss-Kahn

  • Nació el 25 de abril de 1949 en París
  • Estudió en el Instituto de Estudios Políticos de Francia
  • Fue nombrado ministro de Finanzas en 1997
  • Perdió ante Segolene Royal la candidatura presidencial del Partido Socialista en 2006
  • Fue seleccionado como director del FMI en 2007

Strauss-Kahn nació en 1949, en el seno de una familia judía de izquierda.

Pasó algunos de sus primeros años en Marruecos, país que tuvo que abandonar tras un devastador terremoto en 1960.

Estudió derecho y economía en París, durante el convulso año de 1968.

Se convirtió en un académico reconocido por su diligencia y profesionalismo en la Universidad de Nancy y, posteriormente, en la Universidad de París.

Como economista, hizo énfasis en la práctica y aunque no apoyó las ideas más radicales del movimiento estudiantil de finales de los 60 y sumó su voz al movimiento contra la guerra en Vietnam.

La imagen personal que Strauss-Kahn proyectaba confundía a quienes creían que los académicos eran personas rancias o ratones de biblioteca.

Su personalidad le hizo ganar adeptos en el circuito universitario y su apariencia y destreza con la palabra hablada le ha acompañado la mayor parte de su carrera.

Para muchos, Strauss-Kahn seducía con las palabras.

Político

Dominique Strauss-Kahn esposado

Strauss-Kahn se disponía a viajar a Francia cuando fue detenido por la policía de EE.UU.

En la arena política, dio un paso hacia delante cuando asumió un curul, por la ciudad de Sarcelles, en la Asamblea Nacional de Francia.

Su trabajo como legislador le hizo obtener credibilidad en el ámbito social.

Tras desempeñarse como ministro de Industria, fue nombrado en 1998 como ministro de Finanzas en el gobierno socialista de Lionel Jospin.

Fue el responsable de llevar de la mano a Francia por el camino hacia el euro.

Tras un escándalo financiero y acusaciones de corrupción, de las cuales salió bien librado, abandonó su puesto como jefe de las finanzas galas en 2000.

¿Jaque mate?

Volvió a lanzarse al ruedo político en 2006, pero perdió frente a Segolene Royal la batalla por convertirse en el candidato presidencial del Partido Socialista.

Cuando se convirtió en 2007 en el nuevo timonel del FMI, su fama de mujeriego no lo abandonó.

En 2008, recibió una reprimenda de la organización tras conocerse que había tenido una relación sentimental con una economista húngara.

Tras disculparse y asumir toda la responsabilidad del caso frente a sus colegas, calificó el incidente como "un serio desacierto" de su parte.

Strauss-Kahn fue investigado por la organización para determinar si había incurrido en abuso de poder.

clic Lea: Investigan al director del FMI

Strauss-Khan y su esposa Anne Sinclair

Tras el escándalo, Strauss-Khan ha recibido el apoyo de su esposa Anne Sinclair.

Pese al escándalo, nuevamente salió bien librado. Se demostró que no cometió abuso de poder en la relación con su ex colega.

La funcionaria que trabajaba para el departamento para África abandonó la institución, pero Strauss-Kahn se quedó y, en lo personal, continuó con su matrimonio con la periodista estadounidense de origen francés Anne Sinclair, con quien se casó en 1991.

A quienes se les pregunta por su vida personal, sugieren que Strauss-Kahn -a quien en Francia apodan Chaud Lapin (conejo caliente)- podría haberse estado beneficiando de la tradicional renuencia de las personalidades francesas de hacer pública su intimidad.

Prosiguió obteniendo el beneplácito del FMI. De hecho, un colega, quien recientemente abandonó la organización, comparó sus habilidades políticas con las de "un jugador de ajedrez de alto nivel".

"El hombre es un operador político absolutamente brillante", dijo Simon Johnson.

Ahora, cuando enfrenta las acusaciones de intento de violación, agresión sexual y confinamiento ilegal en tribunales de Nueva York, Strauss-Kahn enfrenta su mayor desafío: limpiar su nombre.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.