Al-Qaeda "nombra jefe interino"

Media playback is unsupported on your device

Al-Qaeda habría nombrado al ex coronel del ejército egipcio Saif al Adel como sucesor interino de Osama bin Laden, según han reportado las cadenas de televisión Al Jazeera en árabe y CNN. Sin embargo, una fuente de la inteligencia paquistaní le dijo a la cadena estadounidense CBS le dijo que es poco probable.

Al Adel es el nombre de guerra del ex coronel del ejército de Egipto Muhamad Ibrahim Makkawi, de alrededor de 50 años, que viajó a Afganistán en la década de 1980 para luchar con los muyahidines contra las fuerzas soviéticas.

Al Adel fue jefe de seguridad de Osama bin Laden y asumió muchas de las funciones militares del comandante Mohammed Atef, después de su muerte en un ataque aéreo realizados por Estados Unidos cerca de Kabu, Afganistán, en noviembre de 2001.

Se sospecha que participó en los atentados de 1998 contra las embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania, que entrenó a los combatientes somalíes que mataron a 18 soldados de EE.UU. en Mogadiscio en 1993 y que formó a algunos de los participantes en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

Al Adel se encuentra en la lista de los más buscados por el FBI y por su cabeza se ofrecen cinco millones de dólares.

La información también la trae el diario inglés The Guardian, donde el periodista Jason Burke -experto en la red islámica y autor del libro al-Qaeda, la verdadera historia del islam radical- indica, citando reportes desde Pakistán, que Al Adel habría sido nombrado líder provisional de la organización.

Por su parte, la agencia Reuters cita a Noman Benotam -a quien denomina antiguo asociado de Bin Laden y experto en al-Qaeda-, diciendo "él (Al Adel) está a cargo en términos operacionales y militares. Esto ha ocurrido en respuesta a la impaciencia demostrada por yihadistas en internet,quienes han estado muy preocupados por la demora en anunciar un sucesor".

Poco probable

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Saif al Adel fue jefe de seguridad de Osama bin Laden.

Sin embargo, la cadena de televisión estadounidense CBS cita a un funcionario de la inteligencia de Pakistán diciendo que "es poco probable que Saif al Adel se convierta en líder temporal o permanente de al-Qaeda" por encima de Ayman al Zawahiri.

Según la misma fuente, es posible que Al Adel haya sido nombrado en un nuevo rol pero "más como comandante de las operaciones militares de al-Qaeda que como cabecilla general".

Por su parte, CBS dice que un importante miembro del grupo Talibán -grupo que ha tenido estrechos vínculos con al-Qaeda- dijo que "nadie ha sido nombrado como nuevo líder y Said al Adel está aún muy lejos de tal tipo de responsabilidad. (Él) es una figura clave, pero no ha tomado aún una posición activa".

Papel clave

De acuerdo con Lawrence Wright, autor del libro ganador del Pulitzer "La torre elevada" (sobre los ataques del 11 de septiembre), en 2000 Al Adel ayudó al jordano Abu Musab al Zarqawi (quien más tarde se transformaría en líder de al-Qaeda en Irak y sería muerto por EE.UU. en junio de 2006) a montar un campo de entrenamiento en Afganistán, cerca de la frontera con Irán, para entrenar a jóvenes jordanos, palestinos, sirios y libaneses.

Lawrence Wright también hace referencia a la biografía de Al Zarqawi escrita por el periodista radical jordano Fouad Houssein.

En ella aparecen entrevistas con diferentes miembros de la organización, incluido Al Adel, quien es uno -junto al propio Al Zarqawi- de quienes describen elementos clave de la estregia de al-Qaeda, como intentar confrontar a Irán con EE.UU. u obligar a las fuerzas estadounidenses a repartirse entre demasiados focos de conflicto en Medio Oriente, para debilitarlas.

En 1987, Egipto acusó a Al Adel de tratar de establecer un ala militar del grupo islámico al-Jihad, y de tratar de derrocar al gobierno.

Tras la invasión de EE.UU. y sus aliados a Afganistán en 2001, se cree que Al Adel huyó a Irán con Suleimán Abu Ghaith y Saad bin Laden, hijo del fallecido líder de al-Qaeda. Según informes, los tres fueron puestos bajo arresto domiciliario por el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica. Las autoridades iraníes nunca han reconocido su presencia en el país.

Varias cartas y declaraciones supuestamente suyas han aparecido en internet desde 2002, por lo que algunos analistas consideran que todavía está en contacto con los líderes al-Qaeda en la región.

De hecho, el diario francés Le Monde, lo describe como jefe del ala militar de esa organización.

Informes recientes dicen que Al Adel aparentemente fue puesto en libertad y se dirigió hacia el norte de Pakistán, junto con Saad bin Laden.

Golpe para Zawahiri

Si el nombramiento de Al Adel al frente de al-Qaeda se confirma, esto representaría un golpe para Ayman al Zawahiri, quien fue durante un tiempo el portavoz más prominente de al-Qaeda (ha aparecido en unos 40 videos y grabaciones de audio desde 2003, el más reciente en abril de 2011).

De hecho, diversos observadores habían señalado a Al Adel como el sucesor más evidente de Bin Laden, ya que era él quien aparentemente estaba a cargo de las operaciones mientras Bin Laden vivía oculto en Pakistán.

Aunque el especialista en temas de defensa de la BBC, Frank Gardner, también dijo en su momento que Al Zawahiri no tiene el mismo carisma de Bin Laden y que no sería el único contendiente serio al cargo de líder de al-Qaeda.