Estudio advierte que muchos no usan dosis suficiente de protector solar

Playa Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El factor SPF 30 protege a la piel de las quemaduras de sol.

Los expertos recomiendan que cuando nos expongamos al sol usemos un filtro solar suficientemente fuerte para proteger a nuestra piel de los peligrosos rayos ultravioleta.

En el Reino Unido, por ejemplo, el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE), afirma en sus recomendaciones que el "SPF (factor de protección solar) 15 es suficiente si se aplica adecuadamente".

Un nuevo estudio, sin embargo, encontró que muy pocas personas se aplican suficiente crema o loción con SPF 15 para quedar suficientemente protegidas.

Lo ideal, dice el Drug and Therapeutics Bulletin (DTB) Boletín de Fármacos y Terapéutica, es usar por lo menos un SPF 30.

Radiación peligrosa

Se sabe que la radiación ultravioleta del sol (UV) daña la piel e incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Las cremas o lociones con factores de protección solar o SPF actúan como una capa protectora evitando que la radiación dañe la piel.

El SPF se refiere a la cantidad de protección contra la UV que ofrece un producto. Entre mayor el número, mayor la protección.

Según el DBT, una persona que usa una crema con SPF 15 sólo quedará protegida si se aplica una capa de crema suficientemente gruesa.

Lo normal es aplicarse una capa de 2 mg/cm2. Para un adulto, esto sería el equivalente de utilizar un poco más de 15% de una botella de 200 ml para cubrirse todo el cuerpo.

Sin embargo, dicen los investigadores, mucha gente sólo se aplica entre 0,5 y 1,5 mg/cm2.

"En realidad, la gente no usa más que la mitad, como mucho, de la protección que se indica en el etiquetado del SPF" afirma el doctor Ike Iheanacho, editor del DTB.

"Las recomendaciones actuales necesitan ser revisadas y corregidas urgentemente" dice el doctor Iheanacho.

El SPF 30 "ideal"

Según el DBT "los productos etiquetados con un SPF de 30 podrán ofrecer una protección más adecuada contra el sol en la mayoría de la gente que utiliza filtros solares. Y esto será suficiente para evitar las quemaduras solares bajo la mayoría de las circunstancias".

NICE, por su parte, afirma que sus recomendaciones no están basadas en un análisis de cuáles son los SPF óptimos, sino en la forma más efectiva de reducir el cáncer de piel.

Además, agrega la organización, el nivel de protección debe variar en cada país, dependiendo del clima y cantidad de exposición solar.

La incidencia de cáncer de piel -incluida la forma más peligrosa de la enfermedad, el melanoma maligno- se ha triplicado en muchos países en los pasados 30 años.

"Si se aplican adecuadamente, los filtros solares pueden evitar las quemaduras de sol, y se ha demostrado que un historial de quemaduras de sol es un importante factor de riesgo en el desarrollo de cáncer de piel" dice el DTB.

Una persona que sufre cinco episodios de quemaduras solares en una década tendrá tres veces más riesgo de desarrollar melanoma maligno, dice el DTB.

Por lo tanto se recomienda usar un filto con SPF 30 y aplicarlo en todas las áreas del cuerpo no protegidas por ropa, incluida la cara, orejas, manos y aplicarlo con particular atención en las zonas más vulnerables como la nariz, hombros, pies y parte posterior del cuello.

Contenido relacionado