Haití: sigue el cólera y todavía no se vacuna a nadie

Bacteria de cólera Derechos de autor de la imagen SPL
Image caption La cepa que afecta a Haití es particularmente peligrosa.

Unas 5.000 personas ha muerto y unas 300.000 han resultado contagiadas. Es una emergencia médica que ha durado más de ocho meses y sin embargo no ha habido una respuesta internacional amplia e integrada que ayude a superar la crisis de cólera en Haití.

Y ahora, ante la próxima temporada de lluvias, el aumento estacional de temperaturas y la debilitada infraestructura sanitaria de los haitianos, la incidencia de la enfermedad podría empeorar si no se toman medidas urgentes.

Ésa es la conclusión de un informe que firman científicos de varios países, incluidos expertos de las universidades de Harvard, Washington, Johns Hopkins, en Estados Unidos, el Programa Global de Salud de la Fundación Bill y Melinda Gates, la Asociación Médica Haitiana y el Instituto Internacional de Vacunas en Seúl, Corea,

Los científicos están pidiendo en la revista PLoS Neglected Tropical Diseases (Enfermedades Tropicales Olvidadas) llevar a cabo un esfuerzo "concertado e integrado" para ayudar a los trabajadores médicos y de salud en Haití para evitar un resurgimiento de casos y reforzar los sistemas sanitarios y de distribución de agua en el país.

Específicamente, dice el doctor Paul Farmer, fundador de la organización Partners in Health y enviado especial de Naciones Unidas a Haití, "es esencial una campaña universal de vacunación para poner fin a esta crisis de cólera".

Según los científicos, la epidemia de cólera en Haití ha sido "particularmente devastadora" debido a la vulnerabilidad de la población tras el terremoto que sacudió al país el 12 de enero de 2010.

Los sistemas de salud, agua y sanidad -que ya estaban debilitados- y la particular virulencia de la cepa bacteriana que contagió a la población, provocaron una de las epidemias "más severas" que se han visto en áreas rurales y urbanas en el mundo.

Producción de dosis

Desde un principio se desató un debate entre los expertos sobre si debía vacunarse o no a la población. Y muchos argumentaron que una campaña de vacunación en Haití no sólo sería inviable, sino que tampoco sería rentable.

Antes de que se confirmaran los primeros casos de la enfermedad, después del terremoto, los expertos pensaron también que era "muy poco probable" que ocurriera un brote de cólera debido a la inmunidad que se creía tenía la población.

La epidemia, sin embargo, ocurrió y según los expertos ha sido "una de las más graves que se han registrado en la historia reciente".

Y ahora, a pesar de que en la temporada seca se ha reducido la incidencia de la enfermedad, la población sigue siendo altamente vulnerable.

Tal como señalan los 44 expertos que firman el informe "la vacunación tiene un papel muy importante que desempeñar en Haití dada la vulnerabilidad después del terremoto de los sistemas de salud, agua y sanidad y la observada virulencia de la cepa El Tor".

Uno de los principales argumentos en contra de la vacunación fue las limitadas reservas de vacunas y el alto costo que representaría un incremento de producción.

Como la vacunación no es una estrategia estándar en los brotes agudos de enfermedades, las autoridades decidieron centrar los recursos en el tratamiento de casos.

Según los científicos actualmente están listas para envío 400.000 dosis de vacunas, pero se necesitarían vacunas para unos 10 millones de haitianos.

"Pero con los compromisos de compra anticipada se podría aumentar la disponibilidad a varios millones de dosis".

"Y estos compromisos podrían contribuir a una reducción en los costos de producción, como se observó durante el incremento de producción de terapia antirretroviral para el VIH-Sida".

Vacunación masiva

"Si incrementamos los esfuerzos ahora en Haití podríamos poner un ejemplo para prevenir una escasez similar de vacunas en brotes futuros", agregan.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Unas 5.000 personas han muerto en Haití por la epidemia de cólera.

Según el doctor Farmer "la Organización Mundial de la Salud podría apoyar el desarrollo de una reserva de dos millones de dosis para Haití".

"Junto a esto se podría llevar a cabo un estudio a gran escala que demostrara la efectividad de los esfuerzos de control de cólera con y sin una vacunación masiva".

"Si esta vacunación demuestra ser exitosa, podríamos sugerir un aumento en la producción de la vacuna de cólera para desarrollar una reserva global de 10 millones de dosis".

A pesar de que han pasado más de 16 meses desde el terremoto que devastó al país, muchos haitianos continúan desplazados y sin casa, viviendo en áreas rurales o campamentos improvisados.

Y todas estas condiciones, dicen los autores, hacen aún más vulnerable a la población ante la epidemia de cólera y otras enfermedades.

"Esta situación está ejerciendo mayores demandas en los recursos de por sí encarecidos, incluida el agua" dice el doctor Farmer.

Una campaña de vacunación de cólera, agrega, ayudaría al esfuerzo de los trabajadores de salud.

"Con el liderazgo del gobierno haitiano -dice el científico- debemos trabajar juntos para mejorar la respuesta al severo problema de cólera y para reforzar la infraestructura de salud, agua y sanidad haitianas para prevenir brotes similares en el futuro".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.