Más evidencia de la "paradoja hispana" en EE.UU.: los latinos son más longevos

Última actualización: Jueves, 16 de junio de 2011
Manos de una anciana

Condados con alta presencia hispana mostraron avances en la expectativa de vida.

Los expertos lo llaman la "paradoja hispana". El fenómeno mediante el cual los inmigrantes latinos en promedio tienen tasas de longevidad mayores que las de blancos o negros en Estados Unidos, un país donde hay zonas en las que la esperanza de vida es menor que en Honduras o Perú.

Son algunas de las conclusiones de una investigación que por primera vez analiza con lupa la evolución de los datos de la expectativa de vida en más de 3.000 condados de todo EE.UU. entre los años 2000 y 2007.

La llevó a cabo el Instituto de Evaluación y Métrica de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, y fue publicada en el diario médico Population Health Journal.

Estados Unidos ocupa el puesto 37 en la lista que refleja la esperanza de vida de los ciudadanos en los distintos países. En conjunto el dato mejora cada año. Según las últimas cifras, las mujeres viven unos 80,8 años de media y los hombres 75,6.

Sin embargo, y ahí está lo novedoso, las diferencias entre unos y otros condados son tan grandes que mientras áreas de San Francisco o Washington compiten con Japón o Suiza en longevidad, en ciertas zonas del estado de Mississippi la esperanza de vida es menor que en países como Honduras, El Salvador o Perú.

Desarrollo "no equitativo"

Según los datos del estudio, el 80% de los condados analizados presentan una expectativa de vida menor a la de las 10 naciones más saludables.

"Hay zonas en EE.UU. donde hay un gran nivel de pobreza, sin acceso a una buena atención médica (...) la gente que vive en esas comunidades no tiene buenos hábitos, fuman más, no son activos, no llevan una dieta equilibrada y tienden a vivir menos que la población en América Latina"

Ali Mokdad, profesor de Salud Global en el IHME

Ali Mokdad, co-autor del estudio y profesor de Salud Global en el IHME explica este hecho porque "desgraciadamente, el desarrollo en nuestro país, EE.UU., no lo comparte de forma equitativa toda la población".

El especialista apunta a BBC Mundo que "para algunos estadounidenses la esperanza de vida se ha reducido hasta en diez años" y eso "no es aceptable en el país con la mayor economía del mundo".

Reconoce que "es cierto que tenemos áreas en este país con la mejor atención médica, con una buena economía, con una buena educación, pero hay otras donde hay un gran nivel de pobreza, sin acceso a una buena atención médica".

"A eso hay que añadir que la gente que vive en esas comunidades no tiene buenos hábitos, fuman más, no son activos, no llevan una dieta equilibrada y tienden a vivir menos que la población en América Latina", señala.

Mejor dieta, menos tabaco, más salud

Otro de los hallazgos más interesantes del estudio es que regiones con un alto número de inmigrantes hispanos como California, Texas, Arizona o Florida, presentan mejores indicadores de esperanza de vida.

Por ejemplo, en el condado de Los Ángeles, California, donde cerca de la mitad de la población es latina, la expectativa de vida es casi dos años superior a la media nacional.

Viejita latina

Los latinos son la comunidad que menos fuma en EE.UU.

Los datos del estudio parecen fortalecer la creencia en lo que investigadores han llamado de tiempo atrás la "paradoja hispana". Pese a que normalmente los años que se viven están asociados a una clase socioeconómica más elevada, y aunque los inmigrantes latinos suelen integrarse en las más bajas, la esperanza de vida de su población en conjunto es mayor que la blancos o afrodescendientes, especialmente en el caso de las mujeres hispanas.

Para Mokdad eso se explica por varios motivos: uno es que "normalmente si emigraron es porque estaban sanos ya que los enfermos no suelen moverse en busca de un trabajo mejor"; otro es que "son la comunidad que menos fuma y el tabaco es el principal factor de riesgo de mortalidad en este país".

"También tienen una mejor dieta mejor, suelen tomar más frutas y verduras y comen más a menudo en casa", indica.

Finalmente apunta que "el tamaño de la familia y su red de apoyo social afecta positivamente a su salud, se cuidan más entre ellos y eso tiene un impacto en la mortalidad".

El apoyo de la familia

El experto en salud pública Elmer Huerta subraya a BBC Mundo que esta misma "paradoja hispana" se da en la mortalidad infantil, también menor entre los hispanos.

"Frente a los anglosajones que son individualistas, los latinos son un grupo colectivista y cuando alguien enferma o está en desventaja el resto le ayuda"

Elmer Huerta, especialista en salud pública

"Se explica porque, frente a los anglosajones que son individualistas, los latinos son un grupo colectivista y cuando alguien enferma o está en desventaja el resto le ayuda", asegura.

Huerta señala que pese a que los hispanos tienen una tasa de obesidad similar a la del resto de la población estadounidense, "su alimentación es más sana basada en tortillas o frijoles", por ello -dice- su salud es mejor.

Para este especialista, el estudio publicado es "muy muy importante (…) porque siempre nos habían dado los datos por país y es la primera vez que se hace condado por condado y revela los bolsones de pobreza, los bolsones de desigualdad".

En su opinión "ayudará a las autoridades a darse cuenta que esa pobreza tiene una influencia extraordinaria en este asunto".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.