Internet, en la mira los gobiernos africanos

Manifestantes egipcios utilizando sus teléfonos celulares Derechos de autor de la imagen Other
Image caption Teléfonos celulares, protagonistas de los levantamientos en el norte de África.

Los gobiernos africanos están comenzando a utilizar sofisticadas técnicas para bloquear páginas de internet y blogs que consideran una amenaza.

Eso ha informado el Comité para la Protección de los Periodistas (CPP), junto a la filial sudafricana del gigante de internet Google, en un encuentro de periodistas y blogueros en Johannesburgo, Sudáfrica.

Uganda, por ejemplo, "apagó" las redes sociales en abril, durante el momento más álgido de la campaña "caminar al trabajo", una protesta contra el incremento en el precio del combustible.

La Comisión de Comunicaciones de Uganda le escribió a los proveedores de servicio de internet, solicitándoles que "bloqueen el uso de Facebook y Twitter" y "eliminen los intercambios de información que inflaman el ánimo público".

En un principio el organismo había desmentido su intervención, pero la BBC tuvo acceso a una copia de la carta, según informó Karen Allen, corresponsal de la BBC en Sudáfrica.

En junio, el sitio Umuvugizi, de Ruanda, fue bloqueado luego de que su editor fuera condenado en ausencia a dos años de prisión por insultar al presidente Paul Kagame en un artículo de opinión.

Y en Suazilandia, en abril, dejaron de funcionar los mensajes de texto y el sitio de Facebook durante una serie de marchas de protesta que no lograron consolidarse.

Pero este tipo de "bloqueo técnico" está siendo rápidamente desplazado por "herramientas más sofisticadas y precisas que utilizan software malicioso", dijo Danny O'Brien, del CPP.

Sitios clonados

O'Brien explica que el uso de software malicioso (una táctica que se vio con anterioridad en China) permite que se infiltren sitios web puntuales utilizando un virus o software espía diseñado para dañar el sistema y "borrar el contenido importante".

Derechos de autor de la imagen Other
Image caption El gobierno de Tanzania no respondió a las acusaciones de que clonó el sitio web Jamiiforums.

También permite al "infiltrado" clonar el sistema original y enviar información engañosa, cuya falsedad es difícil de detectar.

Hay evidencia de que estas sofisticadas herramientas están siendo utilizadas en Tanzania y Sudán, de acuerdo con Tom Rhodes, responsable para África oriental del CPP.

JamiiForums, una versión swahili de Wikileaks ha sido "clonada" por el gobierno de Tanzania para desarticular las conversaciones entre miembros de la oposición, dijo Rhodes.

Las autoridades de Tanzania no comentaron al respecto, señaló Karen Allen.

Sin embargo, con el crecimiento de la influencia china en África, ¿deberían los periodistas y blogueros preocuparse más?

Google, cuyo buscador ha sido bloqueado en numerosas ocasiones por China, cree que sí.

Los celulares, ojos ajenos

La persona que Google designó para manejar la relación con los gobiernos de la región, Ory Okolloh, es una promotora de la libertad de prensa.

Estuvo involucrada en la creación del sitio Ushahidi, que combinó mapas en línea y teléfonos móviles para identificar los puntos donde se generaron focos de violencia en 2008, luego de las elecciones en Kenia. El sitio también fue utilizado para asistir a los encargados de distribuir ayuda humanitaria tras los terremotos de Haití y Chile en 2010.

Derechos de autor de la imagen Other
Image caption El gobierno de Uganda "apagó" las redes sociales durante protestas por el incremento en el precio de los combustibles.

Okolloh le dijo a Allen que en el contexto de los levantamientos sociales en el Medio Oriente y norte de África, existe "una necesidad creciente entre individuos y organizaciones vinculadas a la libertad de expresión de aprender acerca de los complejos asuntos asociados a las noticias en línea y las redes sociales".

O'Brien, de la CPP, se mostró de acuerdo: "hoy los gobiernos tienen un nivel de acceso sin precedentes a los cables y tuberías que conectan internet".

Como el 80% de los africanos que usan internet a través de teléfonos celulares, la amplitud de información que se puede obtener es mucho mayor.

Si un hacker está espiando a un usuario que utiliza un teléfono inteligente, no solo podrá conocer qué páginas de internet visita, sino con quién conversa, su precisa ubicación geográfica e inclusive qué tiene frente a sus ojos (la cámara del teléfono puede utilizarse con este fin).

Además, los operadores de teléfonos celulares requieren licencias otorgadas por los gobiernos, lo que conduce a un alto nivel de cooperación entre los proveedores y las autoridades. Eso hace que no se pueda subestimar la presión que puede generarse a la hora de suspender servicios.

Lo que sucede en África no es exclusivo de la región. China y otros países tienen una tradición de fuerte regulación y censura sobre internet. Y en los últimos meses se ha incrementado el debate en Europa y Estados Unidos acerca de lo que los gobiernos esgrimen como una necesidad vinculada a la seguridad nacional: incrementar la regulación de la red.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.