Nueva vacuna cura cáncer de próstata en ratones

Última actualización: Lunes, 20 de junio de 2011

Científicos de Estados Unidos y el Reino Unido lograron curar tumores de próstata establecidos en ratones con una vacuna para humanos sin efectos secundarios.

Jeringa

La vacuna inyecta ADN en un virus que ataca los tumores cancerosos.

Los investigadores crearon un nuevo enfoque en el tratamiento de cáncer que involucra estimular al sistema inmune a deshacerse por sí solo de los tumores cancerosos sin ayuda de otras terapias, como quimioterapia o radiación, que son altamente tóxicas.

Tal informan los científicos en la revista Nature Medicine, la nueva vacuna logró curar a 80% de los ratones tratados sin provocar los efectos secundarios aparentes que causan los tratamientos actuales.

Los investigadores creen que este mismo enfoque puede también ser utilizado como tratamiento contra otras formas de cáncer y ya han comenzado a probarlo contra el melanoma.

Las vacunas contra el cáncer no son nuevas, pero a diferencia de las vacunas tradicionales que actúan para proteger contra una infección, las de cáncer funcionan provocando que el sistema inmune ataque a los tumores que ya están en el organismo.

Específicamente, estas vacunas están dirigidas a unos marcadores ubicados en la superficie de las células cancerosas, llamados antígenos.

El profesor Alan Melcher de la Universidad de Leeds, Inglaterra, uno de los investigadores involucrados en el estudio, afirma que "el mayor desafío en inmunología es desarrollar antígenos que puedan combatir el tumor sin causar daños en otras partes del organismo".

Promover la defensa

Junto con científicos de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, el profesor Melcher y su equipo disolvieron partes del ADN de células de próstata sana y las insertaron en un virus.

Posteriormente infectaron repetidamente a ratones con ese virus.

"Tenemos razones para estar muy emocionados. No se trata de una investigación que surgió de la nada, sino está basada en la inmunoterapia y en los tratamientos con virus que están demostrando ser muy prometedores."

Prof. Alan Melcher

El ADN de próstata provocó que el virus produjera una amplia variedad de antígenos de próstata de manera que cuando el sistema inmune combatió al virus aprendió también a atacar a las células cancerosas de próstata.

Y lo más crucial, afirman los científicos, las células sanas tanto de la próstata como de otros tejidos no resultaron afectadas.

Los resultados en el laboratorio mostraron que una dosis de nueve inyecciones del virus logró curar 80% de los tumores de próstata de los ratones.

El profesor Melcher subraya que los ensayos clínicos en humanos todavía tardarán algunos años.

Y agrega que "tenemos razones para estar muy emocionados. No se trata de una investigación que surgió de la nada, sino está basada en la inmunoterapia y en los tratamientos con virus que están demostrando ser muy prometedores. Y todo es realmente es muy estimulante".

En el pasado los ensayos de vacunas contra cáncer de próstata y otros tipos de tumores habían fracasado principalmente porque los investigadores no habían logrado aislar un número suficiente de antígenos.

Pero ahora por primera vez parecen haber superado este problema.

Prueba de principio

Célula cancerosa de próstata

Es la primera vacuna que logra matar tumores sin efectos secundarios.

Los científicos creen que aunque el uso de ADN sano para combatir el cáncer es una "prueba de principio", esto podría tener implicaciones en el desarrollo de otras vacunas para otros tipos de cáncer.

Y ahora están probando la misma técnica en ratones con cáncer de piel.

El profesor Peter Johnson de la organización Cancer Research Uk, expresa que "éste es un estudio interesante e importante que realmente podría avanzar la investigación de la inmunoterapia".

"Aunque la vacuna no provocó que el sistema inmune reaccionara de forma exagerada y causara graves efectos secundarios en los ratones, todavía será necesario llevar a cabo más investigaciones para probarla en seres humanos y para poder decir con seguridad que esta técnica podrá ser usada algún día para tratar a los pacientes de cáncer".

Por su parte la doctora Kate Holmes de la organización Prostate Cancer Research, afirma que el estudio ofrece "nuevas esperanzas".

"Aunque esperamos que los resultados de este estudio puedan ayudar a formar la base de una nueva vacuna contra el cáncer en futuro, es importante recordar que los investigadores sólo han probado el potencial de esta vacuna en ratones".

"Es necesario llevar a cabo más estudios para comprobar el efecto en seres humanos. Y esperamos tener pronto los resultados".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.