Violencia en el fútbol: el rol de los medios

Última actualización: Jueves, 30 de junio de 2011
Hinchas protagonizando hechos violentos en las gradas

Los medios parecen haber ayudado a exacerbar el clima de violencia dentro y fuera del estadio.

"¡Ratas!". "¡Hijos de puta!". "¡Cómo me gustaría tenerlos enfrente para cagarlos a trompadas!". "¡Se tienen que ir de la Argentina!".

Esto y mucho más se escuchó por una de las principales radios argentinas durante los últimos 10 minutos del partido entre River Plate y Belgrano de Córdoba, el domingo pasado, en el que el club porteño terminó descendiendo a la segunda división por primera vez en sus 110 años de historia.

Las palabras las vociferaba Atilio Costa Febre, un conocido comentarista deportivo, quien duramente criticaba a los dirigentes de River por la debacle del club.

El episodio –que ocurrió en un contexto en el que después hubo graves incidentes de violencia por parte de la barra brava que dejó decenas de heridos y daños materiales- pone sobre el tapete el rol de los medios, o su responsabilidad, en la exacerbación de los sentimientos del seguidor de un equipo de fútbol.

"Acá ya no sabemos ganar, empatar o perder. Cada partido es de vida o muerte. Y en eso tiene mucho que ver el periodismo deportivo", señaló a BBC Mundo Mario Riesco, dueño de un histórico bar de fútbol en la ciudad de Buenos Aires quien tiene medio siglo recibiendo a habituales a ver partidos.

"Ha cambiado mucho desde que tenemos 24 horas de transmisiones. Se dice cualquier cosa ahora, gente que no sabe nada de fútbol. Yo por eso ya no oigo lo que dicen los periodista deportivos", aseveró.

"Ha cambiado mucho desde que tenemos 24 horas de transmisiones. Se dice cualquier cosa ahora, gente que no sabe nada de fútbol. Yo por eso ya no oigo lo que dicen los periodista deportivos"

Mario Riesco

Costa Febre no es el único que puede ser señalado de palabras "temperamentales" al aire. Pero es un ejemplo que refleja la manera en que muchos medios de comunicación transmiten el fútbol.

Para algunos es un "periodismo militante" que ocurre de igual manera en el área política de muchos países. Aquellos que realizan esta profesión tomando partido y no simplemente siguiendo una línea editorial.

"La televisión alimenta su espectáculo durante las horas necesarias. Se vende mucho la violencia", señaló a BBC Mundo Víctor Hugo Morales, de larga trayectoria en el periodismo deportivo y político.

"Tenemos un periodismo que vende un éxito o un fracaso por igual. El fracaso es condenado de una manera que no hace una ética periodística", apuntó.

¿Pero hasta qué punto es corresponsable el medio de incitar a la violencia de hinchas, como lo que sucedió con los de River?

Una sola lengua

"La responsabilidad del medio es parte de la misma cultura futbolística que le da legitimidad a la violencia", señaló a BBC Mundo el sociólogo Pablo Alabarces, quien ha investigado las causas de la violencia en el fútbol.

"Actualmente, la violencia no es excepcional, sino lo esperable en esta cultura futbolística. Se trata de una regla básica de la cultura, y los medios –aunque jamás lo reconocerán- son parte de esa misma cultura", indicó.

Un ejemplo que ofrece el sociólogo para graficar el concepto ocurrió de cara al descenso de River.

Policía trata de extinguir un incendio provocado por los hinchas del River Plate.

La violencia parece ser parte fundamental del fútbol, según reflexionan algunos sociólogos.

Días antes del último partido que definían la suerte del club porteño en primera división se transmitieron por televisión imágenes de seguidores con una bandera que decía "matar o morir".

"Hubo un escándalo por la violencia del mensaje. Pero el día del partido el relator empieza diciendo que 'River sale a matar o morir'. El probablemente no lo dice en sentido literal, pero hace que esta metáfora se convierta en algo cotidiano", dice Alabarces.

Para algunos académicos que han estudiado el tema, también influye que el espacio entre muchos medios de comunicación y el hincha o seguidor de un club se ha reducido a la mínima expresión.

Como también sucede en política, el periodista deportivo (con excepciones, como en todo) asume un bando de manera militante.

"El momento en que el periodismo no marca distancia con el hincha lo que no se da cuenta es que también está capturado con la cultura de hincha", afirma el sociólogo.

"La cultura del hincha está organizada por el 'aguante' (manifestación de apoyo, que incluye acciones de calle) como principio básico, y el 'aguante' organiza la violencia porque llega un momento que no sólo es salir a ondear una bandera si no que se debe probar (la lealtad). Ahí llega la pelea", comenta Alabarces.

"Entonces periodista e hincha terminan hablando la misma lengua, y una sola lengua refleja una cultura", agregó.

Al revisar las redes sociales la reacción a los comentarios de Costa Febre, la respuesta mayoritaria es de apoyo o empatía por la pasión evidenciada.

La perplejidad ante lo que puede ser considerada una declaración desmedida –"manga de ladrones (…) lacra política (…) ratas con los bolsillos llenos (…) chúpenme los huevos…". – pareció bastante minoría.

¿Aceptación?

Un trabajo de campo efectuado por este sociólogo y colegas encontró en general, no sólo en equipos grandes, las comunidades alrededor de un club de fútbol legitiman al hincha violento porque "defiende el territorio".

"...Manga de ladrones (…) lacra política (…) ratas con los bolsillos llenos (…) chúpenme los huevos…"

Atilio Costa Febre, comentarista deportivo

"La idea de que la sociedad rechaza a los llamados 'violentos' es falsa", aseveró.

Dos ejemplos cita el sociólogo: el primero es que el ex presidente de Boca Juniors Mauricio Macri "manejó la barra del club durante años. Después fue premiado con su elección a ser jefe de gobierno de Buenos Aires."

El segundo, tiene que ver con un conocido presentador de televisión argentino llamado Marcelo Tinelli.

"Una semana salió a condenar unos hechos de violencia en la promoción entre dos equipos, pero a la siguiente como su club (San Lorenzo de Almagro) salió campeón, apareció celebrando en su estudio con la barra brava".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.